Santa Clara: qué pasa cuando una funcionaria sale a la calle

Un reportaje del diario provincial muestra la cadena de desastres y abandono en dos barrios de la capital de Villa Clara.
Santa Clara: qué pasa cuando una funcionaria sale a la calle
 

Reproduce este artículo

La primera secretaria del Partido Comunista en Villa Clara, Yudí Rodríguez Hernández, tuvo un baño de realidad esta semana cuando decidió darse una vuelta por los consejos populares Condado Norte y Sur de la capital de esa provincia.

La historia la cuenta el periódico provincial "Vanguardia" bajo el sugestivo titular "Tocar los problemas con las manos".

En su primera parada, la funcionaria del PCC se detuvo en el Complejo Multipropósito, integrado por una Farmacia y Clínica de Estomatología, "donde constató la presencia de basura y abandono de jardines en las áreas exteriores, e instó a cambiar ese escenario y proceder a la pintura del inmueble, a tono con las características que deben primar en un centro de la Salud." Primer tropezón.

Al interesarse por los problemas en el suministro de medicamentos, constató la escasez y propuso "un mejor ordenamiento en su distribución, para que un mayor número de pacientes acceda a los mismos". Segunda piedra.

En el camino, tuvo que fijarse en "la falta de una tapa del alcantarillado en plena calle, que peligra el paso de carros y de peatones, y tupiciones en la misma que ocasionan el derrame de las aguas albañales".

El reportaje del diario aficialista continúa con detalles de la visita de la funcionaria a a la escuela seminternado "XX Aniversario", "cuya instalación presenta serios problemas de carpintería", y su posterior constatación "del estado de abandono en que se encuentran los parques infantiles situados en ese entorno".

Se había hecho tarde, así que la secretaria del Partido pidió algo de comer. La llevaron al Centro Gastronómico Rincón Latino, junto al mercado agropecuario La Almendra, reanimado hace más de un año. Las conclusiones fueron que ambos lugares  "adolecía de organización, limpieza y una mejor presencia"

Rodríguez Hernández también dialogó con trabajadoras de la Farmacia Comunitaria U-669 y del Círculo Infantil Pequeños Combatientes, e intercambió con vecinos del Nuevo Condado para "conocer sus inquietudes".

Problemas, problemas y más problemas. Porque una cosa es tocar los problemas con las manos y otra que lo único que haya que tocar en Santa Clara sea el rotundo fracaso de la gestión estatal.

"Al resumir el recorrido -dice el diario oficial-, la dirigente partidista llamó a transformar esta parte de la urbe e impulsar el movimiento de referencia comunitario con un programa de reanimación, que cuente con el apoyo popular, el Gobierno y otras entidades, para ofrecer con dignidad servicios a la población".

Con su pan se lo coman, que se dice.