Sancti Spíritus: 111 medicamentos están en falta

En la provincia, se habla de hasta 4000 pesos por un paquete de azitromicina de apenas tres pastillas. Un ciclo de Rocephin ha llegado a valorarse en 10 000 pesos.
Medicamentos-Cuba
 

Reproduce este artículo

Más de 100 tipos de medicamentos faltan en las farmacias de Sancti Spíritus, reconoció este 7 de septiembre el director Empresa de Farmacias y Ópticas de la provincia, Carlos Alberto Blanco.

En total, el funcionario mencionó al periódico Escambray 111 tipos de medicinas, de ellas 39 que se recetan por Tarjeta de Control, un grupo especial, destinado a enfermedades crónicas.

Escambray señaló también a los revendedores de medicamentos como culpables del malestar de la población. “En los espacios de venta digitales se habla de hasta 4000 pesos por un paquete de azitromicina de apenas tres pastillas. Un ciclo de Rocephin ha llegado a valorarse en 10 000 pesos”, detalló el medio.

La escasez causa indisposición en la ciudadanía y afecta sensiblemente la salud de las personas: algunas, no pueden comparar los medicamentos porque no los hay y otras se quedan sin ellos porque sólo se encuentran en el mercado negro a precios prohibitivos.

El 28 de julio, José Lizardo, jefe del Departamento Técnico de MedSol, empresa productora de medicinas en el país, aseguró que un cargamento de materias primas que recién arribó al país permitiría reanudar la producción de algunos fármacos.

“La cantidad de materia prima que arribó debe dar para dos meses más de cobertura y esperemos que siga continuo el arribo para llevar adelante las producciones y mantener estable la cobertura de los productos controlados”, precisó el funcionario.

Entre los fármacos que volverían a la venta mencionó el enalapril y la metformina, para la hipertensión y la diabetes, respectivamente.

También dijo que se entregaron “60 días de furosemida, 30 días de ketotifeno” y añadió que ya tienen la “logística planificada para entregar 30 días de hidroclorotiazida”.

Según Radio Angulo, emisora local de Holguín, MedSol trabaja en turnos de 24 horas para no detener la producción de captopril y hacer una entrega de 60 000 000 de tabletas que serán utilizados también en los vacunatorios.

Otros medicamentos, como diuréticos y para pacientes con enfermedades crónicas, se producirán en los próximos días, con la entrada de las materias primas correspondientes.

La escasez de medicamentos en Cuba es crónica, al punto de que el gobierno lo ha reconocido públicamente, aunque lo matizó alegando el bloqueo de EE. UU. como una de las causas de la carencia.

"En 2021 se nos han ido acabando los suministros y materias primas y el promedio de faltas mensuales ha sido de 120 medicamentos", reconoció la vicepresidenta de la corporación BioCubaFarma, Tania Urquiza, en junio ante la televisión estatal.

“Sabemos que esa escasez es uno de los principales temas que constituye preocupación en la población y en el sistema de salud cubano”, reconoció el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda.