Representante de la Unión Europea pide libertad para manifestantes del 11J

Eamon Gilmore, representante de la UE para los derechos humanos, condenó el uso excesivo de la fuerza por el régimen y calificó de inaceptable el arresto de opositores pacíficos.
UE-Presos-Cuba
 

Reproduce este artículo

El representante de la Unión Europea (UE) para los derechos humanos, Eamon Gilmore, exigió este 22 de septiembre la “liberación inmediata de todos los presos detenidos arbitrariamente” en Cuba.

“La detención arbitraria de activistas políticos, manifestantes y periodistas es inaceptable y los informes sobre juicios sumarios son extremadamente preocupantes. El Gobierno debe garantizar el debido proceso”, declaró el funcionario.

Gilmore pidió al régimen de La Habana comenzar un diálogo con todas las fuerzas políticas y sociales del país con tal de superar las diferencias entre el Gobierno y los ciudadanos.

También dijo que la UE seguiría de cerca la investigación por la muerte de Diubis Laurencio Tejeda, el único manifestante que se reporta como muerto durante las protestas del 11 de julio en la isla.

Las declaraciones de Gilmore responden a una petición del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), con sede en España, para que la UE aplique sanciones contra las personas e instituciones involucradas en la represión de las protestas.

“Corresponde a los Estados miembros y/o al Alto Representante proponer las listas del Régimen de Sanciones Globales de Derechos Humanos de la UE que consideren más adecuadas, y que el Consejo decida sobre esas propuestas”, declaró Gilmore sobre el pedido.

La misiva enviada por el OCDH el 8 de septiembre a la oficina del funcionario, acusa al gobierno cubano de “uso excesivo de la fuerza, violaciones al derecho a la vida e integridad física, a la libertad de expresión, reunión, asociación, manifestación y juicios sumarios con vulneración de reglas básicas del debido proceso”.

OCDH agrega a esto la liberación de todos los presos políticos y de conciencia. La denuncia fue enviada igualmente a miembros del Parlamento Europeo, a legisladores de Lituania, único país de la UE que no aprobó el Acuerdo de Diálogo Político con La Habana, y otras personalidades.