Periodista independiente continúa en la cárcel a la espera de juicio

Lázaro Yuri Valle Roca lleva más de 150 días en la cárcel sin cambios en su situación legal. Padece de una enfermedad en los riñones que está siendo mal atendida.
Lazaro-Valle-Roca-periodista-opositor-Cuba.jpg
 

Reproduce este artículo

El periodista independiente Lázaro Yuri Valle Roca cumple más de 150 días en la cárcel sin que las autoridades cubanas concedan juicio o cambio de su situación, a pesar de problemas de salud, declaró a Radio Martí su esposa, Eralidis Frómeta.

“Con Yuri todo se mantiene igual. Está sin petición fiscal, sin asistencia médica. Todo está muy complicado con él”, agregó la entrevistada.

La salud de Valle Roca se ha deteriorado en prisión, según denuncias de Frómeta, quien se comunicó este martes con el periodista vía telefónica. Valle tiene problemas en los riñones y una enfermedad dermatológica, pero “no lo ha visto ningún nefrólogo, no lo ha visto un especialista en piel”, agregó.

Por otra parte, no puede recibir visitas desde el 22 de octubre. “Las visitas debían ser cada 15 días, que era como que las estaban dando, pero le hicieron el cambio para 40 días. No le dan un motivo, no le dicen el porqué del cambio, si aún no está sancionado. Las visitas cada ese tiempo son para las personas que ya están sancionadas, es lo que está estipulado dentro del Código de Régimen Penitenciario”, especificó Frómeta.

Valle Roca, quien cumplió 60 años de vida en la cárcel, está preso desde el 15 de junio. Todas las acciones legales interpuestas por su abogado han sido denegadas por las autoridades.

El periodista independiente está acusado de desacato y propaganda enemiga por cubrir el lanzamiento en calles de La Habana de octavillas con frases de José Martí y Antonio Maceo.

Valle Roca fue citado el 15 de junio por el jefe policial de su localidad para que se presentara en la estación de Zapata y C en La Habana, donde supuestamente cerrarían un caso de “desacato” que le habían fabricado en el 2020. 

Según contó Frómeta a ADN Cuba, fue un pretexto para detenerlo y conducirlo al centro de investigación de la Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista.

El 23 de junio, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) pidió al régimen cubano la liberación del reportero y permitir que la prensa haga su labor libremente.

*Foto: EFE