Reportan varios derrumbes en Baracoa por penetraciones del mar asociadas a Isaías
En Baracoa, en la oriental provincia cubana de Guantánamo, las penetraciones del mar asociadas al huracán provocaron destrozos y varios derrumbes entre parciales y totales
Derrumbe en Baracoa por paso de huracán Isaías. Foto: Venceremos

El huracán Isaías continúa alejándose este sábado de Cuba y acercándose a la costa atlántica de la Florida. Su impacto en la mayor de las Antillas fue moderado, pero en Baracoa, en la oriental provincia cubana de Guantánamo, las penetraciones del mar asociadas al fenómeno provocaron destrozos y varios derrumbes entre parciales y totales.

El Consejo de Defensa Municipal, en su sesión del viernes, informó que en la primera línea de viviendas del malecón baracoense hubo dos derrumbes totales y cuatro parciales, mientras que se afectó también la carpintería de cuatro habitaciones del Hotel Baracoa y de residencias del primer piso de un edificio multifamiliar.

Hubo asimismo afectaciones en el servicio eléctrico para las casas de las zonas afectadas y el alumbrado del paseo marítimo de la ciudad. Geannis Pajan, presidente del Consejo de Defensa Municipal, explicó que la ausencia de las pronosticadas fuertes lluvias favoreció que no se alterase el caudal de los ríos, lo que habría provocado inundaciones en las zonas bajas y más daños.

Citado por el medio local Venceremos, Pajan garantizó que se atenderá a los afectados para que puedan retornar a la normalidad lo antes posible. El medio oficialista puntualizó que desde el viernes trabaja la Unidad Empresarial de Base de Servicios Comunales con dos brigadas reforzadas para la recogida de escombros, mientras que otra entidad disponía alimentos para las familias afectadas y los ciudadanos más vulnerables del entorno.

Desde el jueves Baracoa sufrió penetraciones del mar y rachas de viento moderadas, pero con la fuerza suficiente para dañar precarias construcciones y viviendas en mal estado, las cuales abundan a lo largo y ancho de Cuba.

Fotos compartidas en redes sociales muestran los destrozos y daños en el municipio tras el embate de Isaías, el cual sigue teniendo categoría uno en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco.

Este sábado, mientras el huracán se aleja de la isla, el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet) resumió que sobre las provincias más orientales de Cuba “han ocurrido numerosas lluvias y tormentas eléctricas asociadas con las bandas de alimentación”.

“Los acumulados más significativos ocurrieron en la Gran Piedra, Santiago de Cuba, con 126 milímetros entre las 8 de la noche de ayer y las 2 de la mañana de hoy.

A pesar de que el huracán continúa internándose más en las Bahamas septentrionales y se aleja cada vez más de nuestro país, persistirán sobre Cuba algunas bandas de lluvias, con chubascos y algunas tormentas eléctricas en las provincias orientales, las que pueden ser fuertes en algunas localidades, principalmente en zonas montañosas. En las provincias centrales pueden ocurrir chubascos y lluvias a intervalos principalmente en zonas de la costa norte”, pronosticó el Insmet.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés), el huracán Isaías, que tocó tierra este sábado en una porción de las Bahamas, se acercará a la costa atlántica del sur de la Florida en horas de la noche con categoría 1.

El boletín más reciente del NHC situaba el centro del fenómeno meteorológico en los 24,7 grados de latitud norte y los 77,9 grados de longitud oeste, a unos 60 kilómetros (40 millas) al oeste suroeste de Nassau y 220 kilómetros (135 millas) al sur suroeste de Freeport, en la isla Gran Bahama. 

Con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora (80 millas por hora), Isaías se mueve al noroeste con una velocidad de 19 kilómetros por hora (12 millas por hora). De mantener esa tendencia, el NHC estima que se acercará a la costa sureste de Florida en horas de la noche y primeras horas del domingo, cuando generará peligrosas marejadas en varias demarcaciones costeras de ese estado estadounidense.