Regresan los cuatro médicos cubanos que estaban detenidos en Bolivia

Los cuatro médicos cubanos que permanecían detenidos en Bolivia desde mediados de esta semana fueron liberados y han sido repatriados este lunes dentro del segundo grupo de profesionales de la salud que ha regresado este domingo a La Habana.

Los galenos Amparo García Buchaca, Idalberto Delgado Baró, Ramón Emilio Álvarez Cepero y Alexander Torres Enríquez habían sido detenidos por la policía boliviana el pasado miércoles en la ciudad de El Alto acusados de estar supuestamente vinculados a los graves disturbios que han provocado 23 muertos y más de 700 heridos en el país andino.

Estos cuatro doctores llegaron la madrugada del lunes junto a otros 207 médicos que prestaban servicio en Bolivia al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, donde fueron recibidos con un acto de homenaje.

Un primer grupo de 224 médicos cubanos ya había llegado el sábado a Cuba desde Bolivia.

Otros dos miembros del grupo, uno de ellos la coordinadora de la brigada médica cubana en Bolivia, Yohandra Muro, y el responsable de logística Jacinto Pérez, también estuvieron detenidos por unas horas en La Paz y fueron liberados el pasado viernes.

El Gobierno de Cuba denunció que sus profesionales destinados en Bolivia han sido objeto del acoso y la incitación a la violencia y negó que estuvieran alentando o financiando las protestas de los seguidores de Evo Morales.

Asimismo, las autoridades de La Habana exigieron pruebas de las acusaciones, la liberación de los detenidos y anunciaron el viernes la retirada inmediata de su personal destinado en misión de colaboración en Bolivia por razones de seguridad.

El domingo la canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, informó que las autoridades no han podido retirar de la localidad de Villa Tunari, Chapare, en el departamento de Cochabamba, a un grupo de médicos cubanos que trabajaban en esta zona, debido a los bloqueos protagonizados por los cocaleros partidarios del expresidente Evo Morales.

El sábado, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó que se había planificado la evacuación de 18 médicos que están en esa zona, luego de que, en una reunión, funcionarios de la Embajada de Cuba le manifestaran que los profesionales temen por sus vidas.

Este domingo, Longaric confirmó que no se ha podido evacuar a ese grupo. El compromiso al que llegaron los gobiernos de Bolivia y Cuba es retirar a estos profesionales antes del próximo miércoles, dijo la canciller, según El Deber.

"No descansaremos hasta que podamos abrazar al último miembro de esta Brigada que regrese a nuestra Patria, con la convicción de que cumplieron con su deber, e hicieron su contribución al andar de #CubaPorLaSalud de los pueblos", escribió el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, en otro mensaje.

Las autoridades cubanas han indicado que el resto de la misión médica cubana en Bolivia -integrada por 725 profesionales- debe estar de regreso a la isla en los próximos días.

La Policía de La Paz allanó este fin de semana tres casas de seguridad en las que residían cubanos y encontró, además de ambientes lujosos monitoreados con 17 cámaras de vigilancia y cercas electrificadas, un búnker, una caja fuerte y varios documentos que serán investigados por la Fiscalía, según el diario boliviano Página siete.

La salida de los médicos cubanos de Bolivia se suma a la de los que estaban destinados en Ecuador, donde el Gobierno de Lenin Moreno anunció esta semana el fin del convenio bilateral por el que prestaban servicio allí alrededor de 400 doctores de la isla.

Para Cuba la cooperación médica internacional es uno de los pilares de su política exterior.

La exportación de servicios profesionales -fundamentalmente médicos y maestros- es la principal fuente de ingresos de Cuba, que en 2017, el último año del que se disponen estadísticas oficiales, reportó 11.681 millones de dólares.