Régimen pretende revocar condenas a miembros de Unpacu

La medida sería un castigo porque se negaron a testificar contra el líder de la organización, José Daniel Ferrer.
Ferrer-Unpacu.jpg
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano pretende reactivar las condenas impuestas a miembros de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) que no testificaron contra José Daniel Ferrer, informó Radio Martí este 15 de octubre.

La citación, entregada el jueves 14 de octubre, explicaba que los tres acusados tendrán que comparecer el martes 19 de octubre ante un juez de ejecución del Tribunal Municipal de Santiago de Cuba.

Se trata de Fernando González Vaillant, Roilán Zárraga Ferrer y José Pupo Chaveco, quienes recibieron penas de entre tres y cinco años de cárcel a inicios de 2020.

Ana Gloria Zárraga Ferrer, hermana de Roilán Zárraga, dijo a Radio Martí haber estado presente durante el juicio a los opositores y afirmó que “no se les encontró ‘de nada’, no tenían culpa ninguna y debían haberles dado libertad inmediata”.

Ferrer fue detenido cerca de su vivienda en Santiago de Cuba el pasado 11 de julio, cuando se dirigía junto a su hijo al Parque Céspedes, para unirse a las manifestaciones populares de ese día.

El 16 de agosto mientras estaba preso, lo condenaron a cuatro años y 14 días, ya que las autoridades judiciales revocaron la sanción de 'limitación de la libertad' (sin internamiento) que tenía desde 2020.

Tras casi 90 días sin saber de él, esta semana la familia de Ferrer pudo confirmar su paradero en la prisión Mar Verde, de Santiago de Cuba. Su hijo José Daniel Ferrer Cantillo pudo verlo durante 20 minutos el 8 de octubre, y denunció el pésimo estado de salud del líder de Unpacu.

“Permitieron el pequeño encuentro a sólo un integrante de la familia para, gracias a Dios y las exigencias de tantas personas solidarias a quienes les estamos eternamente agradecidos, demostrar que al menos hasta el momento José Daniel permanece con vida”, escribió en redes sociales su hermana, Ana Belkis Ferrer.

Ferrer comentó a su hijo que lo mantienen “en una minúscula y reducida celda de aislamiento de la prisión”, donde solo le permiten usar ropa interior.

“José Daniel se encuentra muy mal de salud, con la presión arterial extremadamente alta. Apenas pudo hablarle a su hijo. Desde el día anterior presenta fuertes dolores de cabeza, escalofríos, dolores en su cuerpo y falta de aire, a tal punto que pidió le volvieran a inyectar con Diclofenaco”, agregó Ana Belkis.