Régimen promociona turismo de “largas estancias” en Varadero
Meliá Hotels International Cuba, según el régimen de La Habana, mantiene su interés por desarrollar propuestas competitivas para segmentos de mercado que podrían "marcar la diferencia en el entorno post-pandemia que deja la Covid-19".
Régimen quiere que los turistas hagan “largas estancias” en Varadero
 

Reproduce este artículo

La "nueva iniciativa" de Meliá, que presentó hoy el portal Cubadebate, promoverá experiencias de estadías por varias semanas o meses, lo que parece ser un intento desesperado del régimen por captar turistas internacionales y divisas. 

"Meliá Hotels International Cuba mantiene su interés por desarrollar nuevas alternativas, atractivas y competitivas, para segmentos de mercado que podrían marcar la diferencia en el entorno post-pandemia que deja la Covid-19", se lee en ese medio oficialista.

De ese modo la división en Cuba de la hotelera española anuncia el lanzamiento de su "nuevo programa para Largas Estancias en la isla". Enfocada en el destino de Varadero, al menos en un primer momento, esta propuesta  promovería, de acuerdo con el comunicado, experiencias de estadías no solo por varias semanas, sino que también aspira a que los turistas internacionales pasen meses en la Isla.

Para lograr su propósito, indican que ya han sido concebidas "facilidades específicas" en los hoteles Meliá Marina Varadero Apartamentos, Meliá Internacional Varadero y Sol Palmeras.

Lo venden poniendo el foco en "las bondades del destino", que enumeran así: su seguridad, los atractivos naturales y culturales, además de los protocolos de salud implementados en cada hotel, los cuales armonizan con el "escenario modélico que ha representado Cuba a nivel regional para el control de la pandemia". Además, dicen ofrecer la garantía de asistencia primaria en cada instalación. 

Sin embargo, esto se promociona en un contexto de rebrotes que ya ha llamado la atención de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

 

La directora regional de la OMS, Carissa Etienne, expresó en nombre de esta esta entidad, preocupación por el incremento de los casos de COVID-19 en Cuba y otros países que habían manejado los brotes de manera efectiva.

Junto a la isla del Caribe hispano, están en el centro de la alerta de la OMS Jamaica y otras 11 naciones caribeñas que pasaron de transmisión moderada a intensa, de acuerdo con una nota de Reuters. 

No obstante agregó Etienne, en una conferencia virtual desde Washington con otros directivos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la "buena noticia" en medio de la preocupación: las tasas de casos severos de COVID-19 han caído en América y menos personas son hospitalizadas y necesitan cuidados intensivos.

Los hoteles de Meliá ofrecen a viajeros de este segmento una amplia gama de actividades al aire libre para el disfrute de la naturaleza, la realización de actividades acuáticas como el buceo o el snorkelling, la práctica de deportes como el golf, además de un intenso y variado programa de animación enfocado en el bienestar.

En septiembre de 2019, EFE publicó que la cadena hotelera española Meliá, así como las plataformas de internet Expedia y Booking, entre otras, han sido incluidas este miércoles en una demanda colectiva entablada en una corte federal de Florida y al amparo de la Ley Helms-Burton.

La enmienda ingresada el 12 de septiembre del pasado año, culpa de hacer negocios con propiedades confiscadas en Cuba tras la revolución de 1959 a Meliá y a sus subsidiarias, así como a las plataformas de búsquedas hoteleras y turísticas Expedia, Hotels.com, Orbitz, Travelocity.com, Trivago y Bookings.com.

Presentada la demanda en junio pasado por la firma de abogados de Miami Rivero Mestre LLP, la enmienda de hoy se da luego de que las compañías fueran notificadas de la intención de ser querelladas en caso de que en 30 días no hayan puesto fin a sus operaciones comerciales con propiedades confiscadas en Cuba y compensado a sus antiguos dueños o herederos.

La demanda colectiva ("class action"), interpuesta en su momento contra la plataforma de búsqueda de plazas hoteleras Trivago, incluye ahora al menos a unos 40 ciudadanos estadounidenses, entre ellos Marisela Mata y Bibiana Hernandez, quienes alegan que sus propiedades en Cuba fueron expropiadas por "la dictadura castrista" y luego explotadas por las compañias demandadas.

"El gobierno comunista cubano robó propiedades de la familia Mata, la familia Vilaboy, la familia Cantero y la familia Angulo Cuevas, entre otras", resalta el escrito judicial.