Régimen nervioso: instalan cámara de seguridad frente al Ministerio de Cultura de Cuba

Al menos una cámara instaló el régimen frente al Ministerio de Cultura, donde el viernes 27 de noviembre sucedió una inédita manifestación a favor del Movimiento San Isidro y de que se respeten los derechos de expresión y creación, así como que no se persiga a la disidencia
Cámara instalada frente al Ministerio de Cultura, Cuba. Foto: La Hora de Cuba
 

Reproduce este artículo

Al menos una cámara instaló el régimen este martes frente al Ministerio de Cultura de Cuba, donde el viernes 27 de noviembre sucedió una inédita manifestación a favor del Movimiento San Isidro y de que se respeten los derechos de expresión y creación, así como que no se persiga a la disidencia.

La sede principal de la institución ubicada en calle 2 entre 11 y 13, en el Vedado de La Habana, ahora está bajo la vigilancia de una de las cámaras policiales con visión de 360º que se han instalado en otras zonas de mucho tránsito, o de peligrosidad delictiva. Solo que la sede del Mincult está en un barrio tranquilo y sin abundante circulación de vehículos. Lo único que ha “perturbado” la cotidianidad del lugar, es el grupo de más de 300 cubanos (algunas fuentes hablan de casi 600) que fueron a reclamar sus derechos recientemente.

En ese encuentro, funcionarios del régimen se vieron obligados a recibir a una treintena de artistas, intelectuales y periodistas independientes. Se llegaron a varios acuerdos que la dictadura rápidamente echó por tierra y desde entonces ha arreciado su campaña de difamación contra quienes piensen diferente a la doctrina castrista.

Sin embargo, los manifestantes han expresado su decisión de regresar a otro encuentro prometido por los funcionarios de la dictadura, por lo que es presumible que el acoso continuado del Ministerio del Interior por estos días, y la instalación de cámaras, se deba a que no permitirán otra protesta.

La Hora de Cuba confirmó la nueva vigilancia en el Mincult: “Este medio pudo constatar la instalación de al menos una cámara de vigilancia y la poda de varios árboles aledaños al inmueble”, publicó en un post de Facebook en el que se ve los trabajos mencionados.

Instalación de cámara y poda de árboles alrededor del Mincult. Fotos: Yunier Gutiérrez/La Hora de Cuba


Además, una cámara de vigilancia igual a la que se instaló frente al Mincult, fue puesta en la cuadra donde reside el activista y rapero contestatario Maykel Osorbo y el colaborador de ADN Cuba, Esteban Rodríguez, dos de los que huelguistas de hambre en la sede del Movimiento San Isidro.

Este martes el Mincult amaneció custodiado por lo que varios usuarios en redes sociales refirieron como un “operativo militar”. El artista Reynier Leyva Novo publicó una fotografía al respecto: “Así amanece la cuadra del #MINCULT esta mañana... el cerco se hace extensivo a los demás accesos al ministerio y brigadas de trabajadores con overoles celular en mano merodean por el lugar”.

En la imagen se observa cintas de esquina a esquina para cerrar el paso hacia el Ministerio. También aparecen personas vestidas con aparentes uniformes de obreros hablando por celulares, sobre los que se sospechó que podrían ser agentes de la Seguridad del Estado.

También este lunes se observó un despliegue militar en la capital. Varias tiendas en MLC amanecieron custodiadas por fuerzas especiales del régimen en previsión de posibles asaltos como los que ocurrieron el fin de semana en otras localidades del país.

En la calle 26, en Nuevo Vedado, personas testificaron con fotos a través de redes sociales la presencia de autos de los “boinas negras” —fuerzas especiales del Ministerio del Interior—, con su conocido y temido atuendo oscuro.

Reportes que arribaron a ADN Cuba hablaban sobre un despliegue similar en el Parque de la Fraternidad y la calle Monte, donde hay ubicado otro establecimiento de este tipo.

Este miércoles se supo que la importante artista cubana Tania Bruguera, uno de los rostros más visibles del inédito plantón frente al Ministerio de Cultura del régimen cubano, realizado la semana anterior en solidaridad con el Movimiento San Isidro y para pedir respeto a la libertad de expresión y creación, está sufriendo una escalada del acoso policial, según una fuente cercana.

Deborah Bruguera, hermana de la artista, denunció que Tania “está en estos momentos recibiendo graves amenazas por parte del Gobierno”.

Según este familiar, a la profesora, activista y artista cuando regresó este martes en la noche a su vivienda, “la esperaban en la casa un coronel y un oficial”.

Acusaciones de estar “desestabilizando al gobierno” y “creando subversión”, son algunos de los presuntos delitos con los que la Seguridad del Estado pretende hacer desistir a la intelectual.

Además, le achacan que estaría “trabajando con el Departamento de Estado de los Estados Unidos, que estaba siguiendo un manual de ellos, como si todo hubiese sido organizado”, comentó Deborah Bruguera sobre la espontánea manifestación del viernes 27 de noviembre, que terminó en una reunión con el Viceministro de Cultura Fernando Rojas, y otros funcionarios gubernamentales.