Régimen lanzará cinco cafés especiales en evento internacional

El régimen presentará cinco cafés especiales en el IV Congreso de Café y Cacao, un evento que se desarrollará en la Habana entre el 10 y el 14 de octubre.
Régimen lanzará cinco cafés especiales en evento internacional
 

Reproduce este artículo

El régimen presentará cinco cafés especiales en el IV Congreso de Café y Cacao, un evento que se desarrollará en la Habana entre el 10 y el 14 de octubre y que forma parte de la agenda de la Convención Internacional Agroforestal.

Según explicó Ramón Ramos, director científico del Instituto de Investigaciones Agroforestales de Cuba, las variedades fueron evaluados con puntaje superior a 85 "por catadores (extranjeros) certificados como Q Graders".

Según las declaraciones ofrecidas por Ramos al medio AFP las marcas fueron cosechadas en zonas montañosas del oriente y centro del país y alcanzaron la denominación de especial la cual engloba a “los cafés más exquisitos y caros del mundo”.

En este sentido, el directivo cubano aseguró que mientras en el mercado internacional la tonelada de café comercial ronda entre los cuatro mil y cinco mil dólares, el kilogramo de café especial puede venderse en diez mil por lo que se considera un producto muy selecto. 

Los especialistas consideran que el país tiene el potencial para comercializar café de alta gama. Incluso Ramos dijo a la prensa internacional que algunas marcas cubanas, como las que se cosechan en el Escambray, cuentan con certificaciones internacionales como el Crystal Mountain, pero es la primera vez que se adquiere la categoría de Especial lo cual se considera "un hito" en este renglón económico activo desde 1748.

No obstante, a la población el producto que se le comercializa es una mezcla de chicharos con granos de café el cual está muy distante de los sellos de calidad antes referidos. A ello se le suma que no tiene acceso libre al producto sino que, al igual que los alimentos, está racionalizado cuando está disponible.  

Actualmente en Cuba solo se producen entre 8,000 y 9,000 toneladas anuales, lo cual no satisface la demanda interna que se sitúa sobre las 24,000 toneladas. La isla caribeña está lejos de acercarse a su récord productivo de café que fue en 1961 con unas 61 000 toneladas.  

Después de 1961 la producción se desplomó a mínimos históricos debido a la emigración de los plantadores a la ciudad, llamados a filas por las urgencias de la “Revolución” y el fin de las inversiones. En las décadas de 1970 y 1980 hubo una recuperación visible, pero volvió a caer luego de 1990 cuando desaparecieron los compradores del campo socialista. 
 

Recomendaciones

 

Relacionados