Régimen reconoce fracaso al atraer a inversionistas extranjeros

El ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, reconoció que la ley de inversiones de 2014 no ha cumplido su objetivo de atraer capitales.
Rodrigo-malmierca.jpg
 

Reproduce este artículo

El ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, reconoció este 20 de diciembre ante el Parlamento que el Gobierno ha sido incapaz de atraer suficientes inversionistas extranjeros desde 2014.

Ese año se aprobó una nueva ley de inversión extranjera que buscaba acelerar los trámites y fomentar la entrada de capitales a la isla con poco éxito hasta el momento. Como ejemplo, Malmierca dijo que en los últimos dos años se han firmado 47 proyectos de inversión y sólo 25 se han concretado.

Entre las dificultades, mencionó la concepción de los proyectos, insuficiente preparación de las oportunidades y una promoción poco intencionada y efectiva. Las demoras más significativas aparecen en la etapa de negociación y preparación de los expedientes, dijo a los parlamentarios. 

También se refirió a las deficiencias en la documentación de los proyectos (incompleta y con errores), lo cual implica interrumpir su análisis, dilatando los procesos de aprobación. Los inversionistas mantienen como su principal queja no poder contratar directamente mano de obra cubana.

El presidente Miguel Díaz-Canel agregó que los equipos negociadores del país no están preparados para su labor. “Entre los que vienen a negociar con nosotros hay uno o dos dirigentes y varios juristas, y en nuestros equipos hay tres o cuatro dirigentes y un jurista; incluso, a veces no va ninguno”.

Malmierca precisó que en estos siete años de la nueva ley se han aprobado 285 nuevos negocios, 49 ubicados en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, y 29 reinversiones. 

Actualmente hay en Cuba 302 negocios con inversión extranjera: 104 empresas mixtas, 54 empresas de capital totalmente extranjero y 144 contratos de asociación económica internacional, relacionados con los sectores del turismo, alimentos, energía e industria ligera.

La víspera, Díaz-Canel reconoció que la inflación fue mayor de la esperada este año al comparecer ante la Asamblea Nacional, pero dijo que se esperaba una mejoría el año próximo.

Por su parte, el ministro de Economía, Alejandro Gil, sostuvo que se espera un crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios (900 millones de dólares más), con números positivos en rubros como el níquel, tabaco, azúcar y productos biofarmacéuticos.