Régimen detiene a opositores cubanos en Pinar del Río

Miembros del grupo Cuba Independiente y Democrática, realizaban una marcha pacífica por el Día Internacional de los Presos por la Paz cuando fueron arrestados.
 

Reproduce este artículo

Miembros del grupo opositor Cuba Independiente y Democrática (CID), en Pinar del Río, fueron detenidos este 1 de diciembre cuando realizaban una conmemoración del Día Internacional de los Presos por la Paz en esa ciudad occidental de Cuba.

En una directa compartida en redes sociales, el activista Julio César Góngora intentó colocar flores en un busto de José Martí en la ciudad como gesto simbólico junto a sus colegas Omar Suarez y Yassel Reinoso, quienes fueron detenidos por un operativo policial.

Los activistas pidieron la libertad de los presos políticos en Cuba y denunciaron las violaciones contra los derechos humanos cometidas por el régimen . Góngora denunció que la iniciativa fue reprimida con violencia, a pesar de realizarse de manera pacífica.

El 1 de diciembre se celebra el llamado Día Internacional de los Presos por la Paz, una fecha que quiere reconocer el valor de los objetores de conciencia. Fue declarado por la Internacional de Resistentes a la Guerra, una red mundial formada por grupos pacifistas y antimilitaristas de todo el mundo.

Cuba tiene una de las poblaciones penales más grandes del mundo en relación con su cantidad de habitantes, según organizaciones no gubernamentales, que aumentó con los arrestos de ciudadanos tras la protesta pacífica del 11 de julio.

Hasta el 23 de noviembre, el Centro de Información Legal Cubalex y el grupo de trabajo sobre detenciones por motivos políticos en Cuba, Justicia 11J, registraron un total de 1281 arrestos por las masivas protestas. Fueron excarceladas 551 personas, mientras que continúan detenidas 662, entre ellas más de 20 jóvenes cubanos de 18 años o menos.

Desde inicios de octubre, tribunales municipales y provinciales comenzaron los juicios contra manifestantes del 11 de julio, día del levantamiento popular más grande en la historia del socialismo cubano, según los expertos. Las penas oscilas entre algunos meses y más de 20 años de prisión.

"Las peticiones fiscales contra manifestantes pacíficos en Cuba prácticamente equiparan las protestas con los delitos de homicidio. De concretarse, estas serían las sanciones de cárcel más altas desde la Primavera Negra de 2003 por motivos políticos”, indicó Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio Cubano de Derechos Humanos.