Régimen cubano prohíbe usar planta eléctrica a negocio privado durante apagones 

Usuarios en redes sociales denunciaron que, por orden de funcionarios del régimen, no se puede usar una planta para generar energía eléctrica durante los apagones.
Régimen cubano prohíbe a restaurante usar planta durante apagones 
 

Reproduce este artículo

Usuarios en redes sociales denunciaron que, por orden de funcionarios del régimen, no se puede usar una planta para generar energía eléctrica durante los apagones.

“¡Aguántate! no puedes usar tu planta eléctrica para trabajar en tu bar cuando hay apagón” alertaba el usuario de Twitter identificado como El Máquina (@FrankElMakina).     

A modo de respuesta el usuario Andy MT explicó que la prohibición podría deberse a que los vecinos se hayan quejado por el ruido que genera, pues “las plantas más potentes superiores a 10kW generan demasiada vibración, por lo que es necesario pedir un permiso a planificación física”, o que fuera una preocupación “el origen del combustible”.

Rubielito Suarez indicó que “la publicación es de San Germán, que es uno de los municipios de Holguín y esa regla solo debe ser ahí porque algunos bares de Holguín provincia tienen plantas y funcionan normal y es el caso del Benjuly, que funciona aún sin corriente”. 

Por su parte, el usuario HouseOfCards aseguró que “en Cienfuegos no se paran de vender plantas eléctricas en MLC principalmente y por la calle también, y hasta ahora los que las tienen las siguen usando. No es que me sorprendan tales medidas, pero ya eso sería demasiado: te las venden para después no poder usarlas”.

La publicación original, aparecida en el perfil de Facebook Vakanbar San German, fue posteriormente eliminada. Este era el texto del aviso: “Respetamos muchísimo a nuestros clientes y siempre luchamos por brindar cada día el mejor de los servicios, pero por orden de funcionaros que nos dirigen, cuando no hay corriente, no podemos trabajar (ni con planta) y repito no podemos usar la planta. Escribo esto a modo aclaratorio para informar que Vakanbar no trabajará más en las noches porque siempre tendremos afectación o de 6 a 12 o de 12 a 6”.

Los cubanos llevan meses sufriendo una crisis energética con apagones de hasta más de 12 horas diarias en todas las provincias del país, lo que ha ocasionado decenas de protestas y cacerolazos. El régimen critica las manifestaciones y persigue a quienes reclaman mejores condiciones de vida o derechos políticos, e incluso interrumpe la Internet durante las protestas para limitar su influencia.

Recientemente, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel evitó responsabilizarse ante la situación energética de la Isla y rechazó las manifestaciones de protesta del pueblo. En una intervención sobre el tema en el Parlamento, el mandatario justificó los apagones con el infortunio de las constantes averías en las centrales termoeléctricas, como también se quejó diciendo que “algunas personas, para expresar su malestar y su incomprensión, acuden al toque de cazuela y vociferan expresiones en contra de los dirigentes”.