Régimen cubano asegura que "no hay razón" para excluirlo de la Cumbre de las Américas

Este lunes, Estados Unidos dio a conocer su decisión definitiva de excluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua del foro internacional.
Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano aseguró este 6 de junio que “no existe una sola razón que justifique” su exclusión definitiva de la Cumbre de las Américas, anunciada este lunes por el gobierno de Estados Unidos.

En una nota oficial, publicada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla, La Habana también dijo que la decisión era “antidemocrática y arbitraria”, con el objetivo de evitar que se digan “verdades incómodas” en el foro.

La Habana dijo conocer “las intensas gestiones de alto nivel llevadas a cabo por los Estados Unidos con gobiernos de la región, para contener la intención de muchos de ausentarse del evento si no se invitara a todos”.

También agradeció a sus aliados en la región que amenazaron con no asistir si Washington se inclinaba por el veto. En especial, reconoció por su apoyo al presidente de México, Andrés Manuel López-Obrador; de Bolivia, Luis Arce y de Honduras, Xiomara Castro.

Este lunes, Estados Unidos dio a conocer su decisión definitiva de excluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua del foro internacional, a celebrarse esta semana en Los Ángeles, California.

La elección de Estados Unidos se basa en preocupaciones sobre la falta de democracia y respeto por los derechos humanos en los tres países.

El régimen cubano ha mostrado mucho interés en acceder al foro, y desplegó una campaña en las últimas semanas buscando apoyo internacional para que Estados Unidos lo invitara.

Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores, lamentó el pasado 25 de abril que EE. UU. excluyó a Cuba de los preparativos de la Cumbre de las Américas. El canciller hizo estas declaraciones en una conferencia de prensa en La Habana, en la que instó “respetuosamente” al gobierno de Estados Unidos a que diga “si Cuba será invitada” a esa cita.

Durante 2021, en Cuba se agravó la situación de derechos humanos, sobre todo tras las masivas protestas contra el régimen comunista que estallaron en julio pasado. Permanecen cientos de presos en las cárceles de la isla, en su mayoría jóvenes, condenados a penas de hasta 30 años por manifestarse durante el levantamiento popular del último verano.

Desde finales de abril, Brian A. Nichols, secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de EE. UU., señaló que era "improbable" que los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela, fueran invitados a participar en la Cumbre de las Américas, prevista del 6 al 10 de junio en Los Ángeles.

Tras una pregunta de NTN24 sobre si Washington invitaría al gobierno cubano, Nichols contestó: "No. Es una decisión del presidente (Joe Biden) pero yo creo que ha sido bien claro que (...) los países que por sus acciones no respeten la democracia no van a recibir invitaciones".