Régimen cobrará multas a “plazos” a cubanos empobrecidos
El régimen castrista en un gesto de “humanidad” permitirá a cubanos empobrecidos pagar a plazos las multas por incumplir el decreto 14/20, establecido en la capital cubana, desde el 1 de septiembre, con el fin de castigar fuertemente a quienes infrinjan una serie de medidas restrictivas para frenar el coronavirus
Régimen cobrará multas a “plazos” a cubanos empobrecidos
 

Reproduce este artículo

El régimen castrista en un gesto de “humanidad” permitirá a cubanos empobrecidos pagar a plazos las multas por incumplir el decreto 14/20, establecido en la capital cubana, desde el 1 de septiembre, con el fin de castigar fuertemente a quienes infrinjan una serie de medidas restrictivas que mantienen en estado de sitio a La Habana.

Según trascendió ayer 16 de septiembre en la reunión del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de esa provincia el presidente del Tribunal Provincial Popular, Yojanier Sierra Infante, propuso establecer convenios de multas a plazos porque luego de un mes sin pagarlas se da paso a un proceso legal en los tribunales. 

El medio oficialista preferido del régimen, Granma informó que Sierra Infante expresó que no todos los cubanos pueden gozar de este “privilegio”: “no a todas las personas hay darle la posibilidad de pagar las multas a plazos, pues existen quienes tienen el dinero y/o el poder adquisitivo suficiente; y que es el órgano impositor quien debe colegiar con la policía, y esta última radicar las denuncias y presentarlas al tribunal”.

Para legalizar esta propuesta se redactará un documento explicando el proceso en curso y los plazos se definirán por la situación financiera del individuo. “El CDP deberá aprobar el tratamiento del trabajo correccional de tal modo que sea, por ejemplo, en centros de aislamiento, de elaboración u hospitales; es decir, lugares en la batalla contra la COVID-19, pues es una «medida que corrige y educa»”, explicó el órgano del partido.

También se comunicó en el encuentro que quienes sean sancionados a trabajo correccional sin internamiento y no sean de la capital pueden ser enviados a su provincia de origen a cumplir la pena.

El funcionario dijo, además, que el objetivo del decreto 14/20 es prevenir para que los infractores entiendan que no habrá impunidad con nadie por incumplir las disposiciones para frenar el coronavirus en el epicentro del virus en el país.

Actualmente, a decir el texto en el diario estatal, se han impuesto un total de 9 mil 241 multas por la Oficina de Control y Cobro de Multas, de estas unas 4 592 han sido pagadas y 400 han duplicado su monto. Siempre recordar que estas multas van desde 80 hasta 120 dólares, una cuantía excesiva para cualquier cubano pues lo sueldos medios en el país están muy por debajo.


Desde el pasado 1 de septiembre la capital cubana se encuentra militarizada y custodiada con el objetivo de que se cumplan las restricciones que impuso el régimen para controlar una pandemia que es su responsabilidad.

La Gaceta Oficial No.44 Extraordinaria del 31 de agosto recoge las razones por las cuales un cubano puede ser multado en el contexto de la pandemia en la capital. El decreto 14 De las Infracciones contra la Higiene Comunal y las Medidas Sanitarias para la Etapa de Enfrentamiento a la COVID-19 en la provincia de La Habana tiene como objetivo “incrementar la exigencia, el rigor y el enfrentamiento a conductas de indisciplina y descontrol”.

Las multas a pagar por incurrir en alguna de esas infracciones van desde los 80 hasta los 120 dólares. Hasta el 12 de septiembre el monto total de las multas impuestas en La Habana ascendía a 10 millones de pesos.