Recién nacido con COVID-19 en Cuba evoluciona favorablemente

Hasta ahora no tiene síntomas, desde que entró en esa unidad asistencial con 14 días de nacido. En otra sala su madre recibe igualmente la atención requerida por adquirir la enfermedad
Niño avileño con coronavirus
 

Reproduce este artículo

Pedro Alberto Cervantes Vázquez, el recién nacido con la COVID-19 en Ciego de Ávila, evoluciona favorablemente gracias al tratamiento brindado en el Hospital Clínico Quirúrgico Amalia Simoni, de esa ciudad, donde se encuentra ingresado.

Hasta ahora no tiene síntomas, desde que entró en esa unidad asistencial con 14 días de nacido. En otra sala su madre recibe igualmente la atención requerida por adquirir la COVID-19.

Según la doctora Dayana Reyes Caballero, del Hospital Ginecobstétrico Ana Betancourt de Mora, encargada desde hace una semana de la asistencia del pequeño en la primera de las instituciones mencionadas, al igual que otros tres enfermeros del Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña, también en esta urbe.

Periódicamente le realizan chequeos, tales como los de control de laboratorio y radiografías; estas últimas para comprobar el estado de sus pulmones, todos con resultados normales hasta el momento, señaló Reyes Caballero.

Aunque no tiene ningún padecimiento de base, en los primeros días después del alumbramiento el niño estuvo ingresado por una infección neonatal precoz en el Hospital General Antonio Luaces Iraola, ubicado en la capital provincial de Ciego de Ávila, donde se suscitó un evento de transmisión.

Luego de cumplir el tratamiento y egresar de esa última institución, se le diagnosticó la COVID-19 mediante estudios desarrollados por la situación epidemiológica allí presente, y fue remitido entonces para Camagüey.

La doctora subrayó que con el pequeño son adoptadas las medidas de bioseguridad establecidas para el manejo de un contagiado, además de estar solo y aislado en una sala, bajo sus cuidados y los del personal de enfermería de cada jornada, los cuales realizan con el mayor cuidado.

Si bien en Cuba ningún niño y adolescente ha fallecido a causa de la COVID-19, se reportan hasta la fecha poco más de 20 menores de un año infectados con la enfermedad, tres de ellos neonatos, según declaró en la televisión nacional Liset del Rosario López, jefa del grupo nacional de Pediatría en el Ministerio de Salud Pública.