Desnudo ante los reclusos: preso político denuncia humillación en cárcel cubana

Yasser Rodríguez González se encuentra en el Combinado del Este, donde también sufren vejámenes los detenidos tras las protestas del 11 de julio.
Yasser-Gonzalez (Cubanet).jpg
 

Reproduce este artículo

El preso político cubano Yasser Rodríguez González denunció este 1 de noviembre que las autoridades del centro penitenciario Combinado del Este lo desnudaron frente a los demás reclusos durante una inspección rutinaria.

El joven reveló a CubaNet que la humillación forma parte de las técnicas de escarmiento utilizadas por la jefatura del penal cuando los reclusos denuncian injusticias o se enfrentan a los jefes.

Lo amenazaron con repetir diariamente los vejámenes mientras continúe denunciando los atropellos perpetrados por el personal que trabaja allí.

Atención especial merecen los presos del 11 de julio, a quienes les han decomisado los pulóveres blancos en un supuesto intento por impedir que escriban en ellos letreros contestatarios y les impiden recibir la comida que envían sus familiares.

Rodríguez González, sin filiación opositora, fue condenado a siete años de cárcel en septiembre por el supuesto delito de “incitación a la rebelión”.

El joven llenó la fachada de su casa con carteles contra el Gobierno el 25 de noviembre de 2020, aniversario de la muerte de Fidel Castro. Ese mismo día se lo llevaron preso.

Su hogar fue allanado y le confiscaron “artículos empleados como componentes simbólicos en algunas religiones afrocubanas, en este caso dentro de la llamada prenda consagrada al orisha Oggún”.

El caso de Rodríguez fue sumado a la lista de prisioneros políticos de Prisoners Defenders (CPD) en marzo de 2021, a pesar de que el cubano no tiene filiación política.

Javier Larrondo, presidente de CPD dijo a Radio Televisión Martí que Rodríguez González fue acusado de cometer "otros actos contra la seguridad del Estado", un delito que bajo el Código Penal cubano vigente está sancionado con 10 años de prisión.

El abogado opina que el suyo es "un claro caso político para ejemplarizar, para dar ejemplo al resto de la población y cogerle de chivo expiatorio, lo cual es injusto completamente también".

El joven tiene tatuados mensajes contestatarios en su cuerpo y, poco antes de su arresto, había subido a redes sociales videos donde criticaba la situación del país.

*Foto: CubaNet