Prensa estatal cubana arremete contra Ariel Ruiz Urquiola

El activista ecologista y LGBTI+ finalmente fue escuchado este viernes en la plenaria del Consejo de Derechos Humanos, a pesar de las cinco interrupciones del representante de la delegación cubana en Ginebra.
 

Reproduce este artículo

 

Este 4 de julio el periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC), atacó al biólogo y activista cubano Ariel Ruiz Urquiola, quien intervino este viernes en el 44° período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza.

Ruiz Urquiola había mantenido una huelga de hambre, sed y medicamentos durante cinco días en las afueras de la sede de la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas, reclamando ser escuchado en la plenaria de ese órgano multinacional y denunciar el “crimen médico” contra su hermana, la exprofesora cubana Omara Ruiz Urquiola, así como otras violaciones de derechos humanos del régimen cubano.

El activista ecologista y LGBTI+ finalmente fue escuchado este viernes en la plenaria del Consejo de Derechos Humanos, a pesar de las cinco interrupciones del representante de la delegación cubana en ese órgano y de las dilaciones provocadas por los diplomáticos de Venezuela, China, Corea del Norte y Eritrea.

Granma, en su habitual retórica, calificó la intervención de Ruiz Urquiola como “una maniobra anticubana (…) orquestada por un mercenario construido por el Gobierno de Estados Unidos en contubernio con la extrema derecha de Miami”.

El libelo del PCC citó a Jairo Rodríguez Hernández, el integrante de la Misión Permanente de Cuba en Ginebra que interrumpió a Ruiz Urquiola en cinco ocasiones y calificó como “falsas” las acusaciones del activista de la Isla.

Por su parte, el biólogo cubano denunció en la plenaria el presunto “crimen médico” contra su hermana, paciente oncológica y exprofesora expulsada de la Universidad de La Habana por sus opiniones políticas. Asimismo, mantuvo su denuncia contra el régimen por haberle inoculado, según él, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) durante su estadía en el Hospital Provincial de Pinar del Río, mientras se encontraba cumpliendo prisión.

Además, Ruiz Urquiola condenó las llamadas misiones médicas cubanas, que han sido calificadas por Estados Unidos como una “forma moderna de esclavitud y trata humana” y han generado la preocupación de varios relatores de las Naciones Unidas.

Igual que el Noticiero Estelar de la televisión Cubana, en su edición de este 3 de julio, el diario Granma presentó a Ruiz Urquiola como un biólogo y usufructuario de tierra en Viñales que se convirtió, gracias a la intervención e Estados Unidos, “en un supuesto militante ecologista y defensor de los derechos humanos; en un súbdito al servicio de la política hostil contra la Mayor de las Antillas”.

El periódico oficialista también mencionó la Causa No. 8 de 2018 del Tribunal Municipal de Pinar del Río, por la cual Ruiz Urquiola fue condenado a un año de privación de libertad (por el presunto delito de “desacato”); sin embargo, no aludió nunca a la ola de solidaridad internacional que obligó al régimen a liberar al biólogo y activista.