Fuerte control policial en peregrinación de San Lázaro hacia El Rincón

Personas tienen que caminar desde la Terminal de Santiago de Las Vegas hasta el Santuario El Rincón, ya que la policía no permite a transportistas privados trasladar a creyentes
Personas tienen que caminar desde la Terminal de Santiago de Las Vegas hasta el Santuario El Rincón, ya que la policía no permite a transportistas privados trasladar a creyentes
 

Reproduce este artículo

Este 16 de diciembre se reporta una fuerte presencia policial en las cercanías del Santuario El Rincón, ubicado en el Municipio de Boyeros, hacia donde se dirigen cientos de creyentes con motivo de la peregrinación de San Lázaro.

Según informó nuestro reportero Héctor Valdés Cocho desde el lugar, las personas tienen que caminar desde la Terminal de Santiago de Las Vegas hacia el Santuario de El Rincón, ya que la policía no permite a transportistas privados que trasladen a los creyentes.

Se trata de una distancia aproximada de cinco kilómetros.

Las únicas ofertas gastronómicas disponibles son estatales y de mala calidad, agregó Valdés Cocho. Los emprendedores privados solo tienen permitido vender velas y estampas.

La transmisión en vivo de ADN Cuba muestra en cada esquina un grupo de policías uniformados, militares y carros de criminalística.

A la entrada de El Rincón una mujer leía una oración para San Lázaro.

Por la pandemia de COVID-19 no se permite la entrada a la Iglesia. 

Cada año, los fieles a San Lázaro realizan una procesión en La Habana en honor a este santo, al que los 17 de diciembre se le suplican milagros relacionados con la salud mayormente.

Los creyentes conmemoran la resucitación de una figura en la que se mezclan tres historias: San Lázaro, el personaje bíblico amigo de Jesús y hermano de Marta y María Magdalena; Lázaro, el mendigo de una parábola del Evangelio de San Lucas; y su equivalente yoruba, el orisha africano emergido del sincretismo de las dos previas, Babalú Ayé.

Sus devotos le ofrecen grandes sacrificios, entre los cuales está la flagelación corporal.