Petición para declarar "persona non grata" a Ana Hurtado reúne 3000 firmas

La influencer y periodista española ha expresado su apoyo a "la revolución" y ha negado la represión desatada contra los manifestantes del 11J.
Miguel Díaz-Canel y Ana Hurtado
 

Reproduce este artículo

Con casi 3000 firmas reunidas hasta este 6 de julio, cubanos de la diáspora piden considerar a la influencer española Ana Hurtado 'persona non grata' en una petición que circula a través de la plataforma Change.

“Ana Hurtado (…) se ha convertido en represora en toda regla, llegando a expresar momentos de éxtasis basados en el sufrimiento infligido contra ciudadanos cubanos por su forma de pensar”, expone el texto que acompaña el reclamo.

“Queremos declarar a Ana Hurtado Martínez como persona non grata del pueblo cautivo cubano, acción que se hará efectiva al final de esta recogida de firmas en una gran parte de la diáspora cubana, y en una Cuba libre de comunismo”, agrega la petición.

Ana Hurtado es una periodista de formación y autora del documental Herencia. En los últimos meses se hizo conocida entre los cubanos por negar la represión en Cuba contra los manifestantes del 11 y 12 de julio pasados, atacar a activistas prodemocráticos y hacer propaganda en redes sociales a favor del régimen castrista de Miguel Díaz-Canel.

En marzo, Hurtado se reunió con el gobernante en La Habana, donde dijo estar haciendo “un doctorado express en Revolución cubana y con el honor de estar cerca del presidente”.

Además, la española se encontró con conocidos castristas, como uno de los cinco espías cubanos convictos en Estados Unidos por sus acciones en la Red Avispa, Gerardo Hernández Nordelo, y con el cantante Israel Rojas.

“Los odiadores garrapatudos están que se suben por las paredes. Estoy recolectando contenido para meses, verdades. Voy a crear un nuevo hashtag para estos días; porque les va a dar algo. Estoy gozando”, dijo Hurtado en Twitter en alusión a quienes le critican hacer publicidad a la dictadura y los hoteles turísticos en Cuba, controlados por militares.