Piden ayuda internacional para liberar a opositores cubanos

José Daniel Ferrer y Félix Navarro fueron condenados a 4 y 15 años de prisión, respectivamente, en juicios sumarios sin garantías legales mínimas.
Ferrer-Navarro.jpg
 

Reproduce este artículo

El Consejo de la Transición Democrática en Cuba (CTDC) envió una carta este 11 de noviembre a organismos internacionales en la que pide apoyo para la liberación de líderes opositores encarcelados tras las protestas del 11 de julio.

La misiva solicita “acción inmediata” a organizaciones de derechos humanos y líderes mundiales para liberar a José Daniel Ferrer, de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), y Félix Navarro, del Partido por la Democracia "Pedro Luis Boitel".

“Requerimos una acción inmediata con la intermediación de la Cruz Roja Internacional y médicos independientes que puedan evaluar la salud de nuestros líderes”, asegura el texto.

Los firmantes urgen a la Cruz Roja Internacional, a la Iglesia católica y Naciones Unidas a que intercedan por la liberación de ambos, debido a su precario estado de salud y las condenas recibidas, que califican de “injustas”.

La carta recuerda que Ferrer y Navarro fueron condenados a 4 y 15 años de prisión, respectivamente, en juicios sumarios sin garantías legales mínimas.

También menciona anteriores encarcelamientos de los activistas, quienes pertenecen al grupo de condenados en 2003, durante la llamada Primavera Negra, que decidieron quedarse en Cuba.

Félix Navarro Rodríguez fue arrestado en Perico, Matanzas, el 12 de julio, cuando indagaba sobre miembros de su organización detenidos durante las protestas masivas de un día antes, que se extendieron a decenas de localidades del país.

Se declaró durante varios días en huelga de hambre rechazando su encarcelamiento en la prisión “Combinado del Sur”.

Ferrer fue detenido cerca de su vivienda en Santiago de Cuba el pasado 11 de julio, cuando se dirigía junto a su hijo al Parque Céspedes, para unirse a las manifestaciones populares de ese día.

El 16 de agosto mientras estaba preso, lo condenaron a cuatro años y 14 días, ya que las autoridades judiciales revocaron la sanción de 'limitación de la libertad' (sin internamiento) que tenía desde 2020.

Su hijo José Daniel Ferrer Cantillo pudo verlo durante 20 minutos el pasado 8 de octubre, y denunció el pésimo estado de salud del líder de Unpacu.

El 3 de noviembre, la doctora Nelva Ortega, su esposa, denunció que lo sometían a torturas en la prisión de Mar Verde, provincia Santiago de Cuba.