Régimen otorgará pensiones a afectados por explosión en hotel Saratoga

El anuncio de pensiones llega en medio de crecientes reclamos y preocupaciones de la ciudadanía sobre el deslindamiento de responsabilidades y la indemnización a los afectados
Pensiones para víctimas del Saratoga. Foto: Cubadebate
 

Reproduce este artículo

El Instituto Nacional de Seguridad Social (INASS) del régimen cubano otorgará pensiones a los trabajadores afectados y familiares de las víctimas de la explosión en el hotel Saratoga, informó el viernes la directora general de la entidad, Virginia Marlén García.

En declaraciones a la oficialista Agencia Cubana de Noticias, García comentó que el INASS realiza un proceso centralizado y expedito de trámite de pensiones provisionales y definitivas, sin distinción de derecho a pensión, que contará con la excepcionalidad de la ley para la concesión de pensiones extraordinarias.

Ello, teniendo en cuenta que de forma regular no todos los familiares de los fallecidos generan derecho a pensión y que la entidad busca “proteger a todas las familias damnificadas sin distinción, por la trascendencia y repercusión dolorosa del siniestro”, explicó.

El INASS, según su titular, está haciendo un levantamiento de información para calcular la pensión definitiva que correspondería a cada trabajador afectado, con base en su salario, y visitará los núcleos familiares de las víctimas.

Si toda la información se reúne con rapidez, para junio los afectados y sus familias podrían estar recibiendo la pensión definitiva, anticipó la funcionaria, a la vez que aseguró que mientras se realiza este trámite, las filiales municipales del INASS “protegerán a los núcleos de manera inmediata a través del pago de una pensión provisional, que consiste en el 100 por ciento del salario del trabajador afectado”.

García agregó que el Grupo Gaviota, perteneciente al conglomerado militar-empresarial Gaesa, trabaja en la reubicación laboral de los afectados en el incidente, al igual que en la de sus familiares que buscan empleo.

El hotel Saratoga, con una ubicación privilegiada en el centro de La Habana Vieja, frente al emblemático Capitolio, fue objeto el 6 de mayo de una explosión que dañó gran parte de su estructura y provocó hasta el momento la muerte de 46 personas y lesiones en otras 99.

De acuerdo con la información oficial, el siniestro se produjo por una fuga de gas mientras un camión cisterna abastecía el inmueble para su reapertura, prevista para el 10 de mayo, luego de dos años de cierre por la pandemia de COVID-19.

El anuncio de pensiones para las víctimas y sus familiares llega en medio de crecientes reclamos y preocupaciones de la ciudadanía sobre el deslindamiento de responsabilidades en el fatal accidente y la indemnización a los afectados.