Continúa el éxodo deportivo, otros dos peloteros cubanos llegan a EEUU

Se trata del lanzador Juan Miguel Fernández y el infielder Dairon Pimentel, ambos de la provincia de Mayabeque. Su partida se suma a la creciente lista de atletas migrantes
Muchos peloteros han abandonado la isla en los últimos dos años. Foto: Prensa Latina
 

Reproduce este artículo

El éxodo de atletas cubanos y de habitantes de la isla en general no se detiene y en las últimas horas otros dos jóvenes peloteros llegaron a Estados Unidos, informó el periodista especializado Francys Romero en su página personal.

Se trata del lanzador derecho Juan Miguel Fernández y el infielder Dairon Pimentel, ambos nativos de la provincia de Mayabeque y cuya continuidad dentro del deporte de las bolas y los strikes en la nación norteña dependerá de diversos factores, según explicó Romero.

En la isla, Fernández había debutado ya en Serie Nacionales, mientras que Pimentel transitó todas las categorías menores hasta jugar en el Campeonato Nacional 15-16 y luego en la división juvenil.

Fernández lanzó más de 50 entradas con los Huracanes de Mayabeque en el mayor evento de béisbol en Cuba. Como principal atributo, su recta oscila entre las 91 y 92 millas por hora, una velocidad que espera poder incrementar para continuar su carrera dentro del béisbol.

“Hoy mismo comencé a entrenar. Hacía más de dos meses que no hacía nada”, dijo Fernández a Romero.

Pimentel, por su parte, estuvo entre los primeros bateadores del Campeonato Nacional 15-16 en 2020, cuando promedió 376, con tres dobles y cuatro triples. 

Según detalla Romero en su reporte, en el actual Nacional Juvenil que se celebra en Cuba había participado en 12 partidos, desempeñándose a la defensa en la tercera base y el jardín central.

La partida de ambos jóvenes a Estados Unidos se suma a una larga lista de atletas migrantes, incluidos campeones olímpicos, que apuestan por tener mejores condiciones de vida en cualquier país, aunque ello no necesariamente suponga la continuación de sus carreras.

Cuba atraviesa su peor crisis en décadas y el movimiento deportivo no ha estado exento de las carencias y vicisitudes que azotan a toda la sociedad.

Cinco luchadores cubanos abandonaron recientemente el equipo nacional que intervino en el Campeonato Panamericano de Luchas en Acapulco, México.

El campeón olímpico y bicampeón mundial Ismael Borrero (67 Kg) encabezó las fugas antes del inicio del evento y fue secundado por los jóvenes pinareños Leonardo Herrera (60 Kg) y Amanda Hernández (53 Kg), el espirituano Cristian Solenzal (65 kg) y la granmense Yolanda Cordero (62 kg).

En octubre de 2021, al menos 12 peloteros del equipo al Mundial Sub-23 de béisbol, también celebrado en México, desertaron para intentar ingresar a Estados Unidos o buscar otros destinos en los que desarrollarse. 

Cuba terminó en el cuarto puesto de la lid, sin la mitad de sus jugadores disponibles y habiendo sido protagonista de la mayor fuga de peloteros en la historia de ese deporte.