Médico cubano denuncia que patrulla policial negó auxilio a su madre enferma

La madre del médico cubano Víctor José Arjona Labrada falleció, luego de que una patrulla policial se negara a auxiliarla
La madre del médico cubano Víctor José Arjona Labrada falleció, luego de que una patrulla policial se negara a auxiliarla
 

Reproduce este artículo

El médico cubano Víctor José Arjona Labrada denunció que el pasado 1 de octubre falleció su madre Dolores Labrada González, luego de que una patrulla policial que hacía guardia en la tienda 'El Machetazo', provincia Granma, se negara a trasladarla de urgencias a un hospital.

Según contó Arjona Labrada en su Facebook, cuando su madre se encontraba mal, corrió desesperado hacia la patrulla policial 526, que hacía guardia frente a la tienda en moneda libremente convertible (MLC) 'El Machetazo', y los policías se negaron prestarle auxilio.

"Nosotros dedicamos nuestra vida a este país... Yo he sabido ir a cualquier hora a los hospitales a curar niños, he estado del lado de los desvalidos de mi país siempre, he sabido ir para la Habana a trasladar pacientes críticos, con escaso combustible... No es justo que la policía de mi país me pague de ese modo", agregó.

De acuerdo con Arjona Labrada, perdió tiempo en el traslado de su madre al hospital "y lamentablemente fue el tiempo que estuve rogándole a los oficiales de la PNR. No hay corazón y una disculpa no le devuelve la vida a nadie".

"Consejo sano amigos, ante cualquier emergencia no acudan hacia ellos; prefieren preservar bienes del Estado que vidas humanas. Saludos y mis respetos para todos", concluyó.

Sobre agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) pesan varias denuncias por su falta de sensibilidad en casos de urgencia.

En septiembre de 2020 trascendió que un policía negó su ayuda a una embarazada cubana a punto de dar a luz en La Habana. El oficial dijo que él no era un taxi y se excusó diciendo que existe un protocolo que no puede incumplir por la pandemia.

Una publicación en Facebook del usuario Oliver Constatin denunció la falta de humanidad del agente. Gracias a un chofer de una ruta de ómnibus la embarazada, que ya había roto la fuente, pudo llegar al Hospital Docente Ginecobstétrico "Ramón González Coro".

"Tuvimos que sin más opciones pedirle ayuda a la policía para realizar un traslado sencillo de  EMERGENCIA hasta el hospital ginecobstétrico (Ramón González Coro) del Vedado, donde ella ha sido atendida con dos partos de cesárea, incluyendo uno gemelar, y teniendo una historia clínica en ese hospital y por vivir en el Vedado y tener su historia en el mismo su tercera cesárea tenía que ser ahí como le explicamos al agente. Me dijo con estas palabras que él no era un taxi, que era el viaje para donde él decía. Y yo me pregunto ¿acaso un carro de patrulla es particular que te puede negar y más en esta situación a prestar tan importante servicio perteneciendo a una institución gubernamental que creo se debe al pueblo?", explicó Constatin en su post.

Otro caso que conmocionó a la opinión pública fue la muerte de un perro en La Habana en junio de 2021, cuando su cuidador se dirigía a un establecimiento veterinario y agentes policiales no lo permitieron.