Padre pide visa humanitaria para su niña: no puedo más con el dolor

El cubano Ángel Lleo, hizo un desesperado pedido público para lograr una visa humanitaria hacia EE.UU, a donde iría en busca de mejorar la atención médica de su hija de cinco años
Padre pide visa humanitaria para su niña: no puedo más con el dolor
 

Reproduce este artículo

El padre cubano Ángel Lleo, residente en la provincia de Cienfuegos, hizo un desesperado pedido público para lograr una visa humanitaria hacia Estados Unidos, a donde iría en busca de mejorar la atención médica de su hija de cinco años, quien padece un tipo de epilepsia que no han podido tratar eficazmente en la Isla.

Lleo, a través de una transmisión en directo por su perfil de Facebook, explicó que a la niña le han aumentado el número de convulsiones diarias, no reacciona ante los medicamentos y le han salido unas manchas en la piel, que desconocen por qué son ocasionadas.

“Se me está muriendo cada día mi niña. Estamos desesperados. Ya no sabemos que hacer”, dijo desconsolado.

El padre cienfueguero, explicó que actualmente no tienen “comunicación con ningún médico” y denunció que a su hija “no le han hecho pruebas, no tienen un diagnóstico claro de su enfermedad, no le han hecho una prueba genética o una punción. Ni siquiera sabemos si podría tener una bacteria”.

“Buscamos una visa humanitaria pero no acaba de aparecer. No queremos perder a nuestra hija. Las crisis la están debilitando mucho, son  entre 80 y 90 convulsiones (…) tengo deseos de coger para la calle y gritar, no puedo más”, contó desesperado.

Lleo, pidió a los congresistas cubanoamericanos que se sensibilizaran con el caso de su pequeña y ayudaran a poder acceder a la visa. También agradeció el apoyo del influencer Alexander Otaola y al reconocido músico Willy Chirino, quien según comentó, se comunicó con su familia recientemente.

Mi hija no se me va a morir con los asesinos estos. Yo perdí a mi mamá por una negligencia médica, pero voy a impedir que eso no suceda con mi hija, así tenga que sacarla por un tercer país, pasar fronteras, lo que sea necesario para salvarla (…) Estoy dispuesto a que me maten por mi hija”, aseguró.

Advirtió además, que la Seguridad del Estado y la policía del régimen no salen de los alrededores de su residencia y que también le han cortado la conexión a Internet. “Desde que tengo 16 años siempre he estado en contra de la dictadura (…) No tengo miedo, soy capaz de cualquier cosa por mi hija”, afirmó este padre.

Lleo, también denunció que actualmente su niña no ha podido seguir tomando leche evaporada porque no la encuentra, en medio del terrible desabastecimiento que prevalece en el país, y que sospechan que la leche en polvo podría estar provocándole afectaciones.

No somos potencia médica nada. Somos un país sin nada, un país de dictadura, hambre miseria, de acabar con los seres humanos, de destruir personas. Tengo un dolor que no puedo más”, dijo conmovido.