Otro episodio de feminicidio en Cuba, joven es asfixiada por su esposo
La víctima fue asfixiada con una almohada a manos de su pareja en un cuarto de alquiler, en el kilómetro dos a Luis Lazo, Pinar del Río
Joven es asfixiada por su esposo en Cuba
 

Reproduce este artículo

Una joven cubana fue asesinada a manos de su pareja en Pinar del Río, en un nuevo caso de feminicidio que, otra vez, adolece de falta de transparencia y de los datos públicos que debería ofrecer el régimen cubano para tratar la violencia de género en el país.

El hecho fue verificado por la red de observadoras de Alas Tensas, Revista Feminista Cubana, en colaboración con fuentes comunitarias. Según detalló la publicación en su perfil de Facebook, el feminicidio ocurrió en el kilómetro dos de Luis Lazo, en la provincia más occidental de Cuba.

“La joven fue asfixiada con una almohada a manos de su pareja en un cuarto de alquiler. La sobrevive una niña de seis años, que era parte de una relación anterior”, precisó Alas Tensas, al tiempo que reveló que el agresor ya se encuentra bajo arresto.

“Ante la ausencia de datos públicos que debería ofrecer el gobierno cubano sobre la violencia de género en Cuba, continuamos recabando mayor información sobre este lamentable hecho. Desde Alas Tensas enviamos nuestras condolencias a sus familiares y amigos, y continuamos exigiendo una respuesta inmediata por parte del Estado”, agregó la revista en su post de denuncia.

Días atrás otra cubana, Yurislaidis Revé Hernández, fue asesinada por su esposo en Sagua de Tánamo, provincia de Holguín.

Según informó la iniciativa ciudadana “Yo sí te creo en Cuba”, que trabaja en el “apoyo y acompañamiento” a las mujeres en situación de violencia machista en la isla, la víctima, conocida como “Tatica”, falleció el 15 de octubre “en las proximidades del río Sagua, en la zona del asentamiento rural La Charca”.

“La sobrevive una niña de tres años, hija del agresor. Llegue a sus familiares y amistades nuestro más sentido pésame”, se expresó Yo sí te creo en Cuba.

“Esta plataforma reitera la urgencia de crear un sistema de atención especializada a mujeres víctimas, con refugios temporales para mujeres, y permitir el activismo feminista que crece en el país”, exigieron al gobierno.

Una semana antes del feminicidio de Revé Hernández, Yo sí te creo en Cuba también confirmó el feminicidio de la joven cubana Cary Vidal, de apenas 24 años, a manos de su expareja, en la zona 23 de Alamar, Habana del Este.

El hecho ocurrió el 11 de octubre pasado, en la entrada costera de dicho barrio.

Cerca de una veintena de feminicidios han ocurrido en Cuba en lo que va de año, según observadores independientes. Ello, a pesar del notable aumento de policías y otros agentes del régimen en las calles, más ocupados en perseguir a opositores políticos y periodistas independientes que en contribuir verdaderamente a la seguridad ciudadana.

Recientemente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó una audiencia pública virtual para discutir el tema de la violencia de género y los derechos humanos de las mujeres en Cuba, en la que participaron tres miembros de la Red Defensora de los Asuntos de la Mujer, quienes presentaron un informe sobre sus dos años de trabajo.

La activista Sara Cuba Delgado expresó que las cubanas viven en una sociedad machista donde sufren violencia doméstica, violencia hacia las defensoras de los derechos humanos, y feminicidios, y denunció la falta de legislación específica para proteger a las mujeres.

“La Oficina Nacional de Estadística e Investigación (ONEI) no recaba datos sobre la violencia hacia las mujeres en Cuba, lo que ha conllevado a invisibilizar este problema. Durante décadas hemos vivido expuestas a la violencia por nuestra condición de mujer. Sin embargo, el Estado cubano no se ha pronunciado en cuanto a las víctimas de violencia de género y su existencia”, denunció la activista.

De acuerdo con el Observatorio de Violencia de Género de Costa Rica, el feminicidio es la más grave de las violencias de género, en la cual una mujer es asesinada por su condición de mujer, usualmente a manos de su pareja actual o pasada, o de otro hombre con quien no tiene o tuvo una relación de pareja.

No es un asesinato común, sino producto normalmente de una violencia escalonada y una relación desigual entre la mujer y el hombre feminicida, agrega el organismo.