Fondo de ONU dará dinero a régimen cubano para producir café y cacao

El proyecto tiene prevista una inversión de 63,65 millones de dólares y busca mejorar las condiciones de vida en las zonas rurales de las provincias orientales
Café de Buey Arriba, Granma. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate
 

Reproduce este artículo

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lanzó este viernes un proyecto conjunto con el régimen cubano para aumentar la producción de café y cacao en la isla.

Bajo el nombre Proyecto de Desarrollo Cooperativo Agroforestal (Prodecafé), la iniciativa contará con una inversión inicial de 42,5 millones de dólares y beneficiará a 300 cooperativas agroforestales y 17.500 familias cubanas, según estimaciones de la ONU.

"Invertir en cooperativas es la forma más eficiente de abordar los problemas de baja productividad, falta de equipamiento, escasez de oportunidades económicas", afirmó Juan Diego Ruiz, director del FIDA para Cuba, en un comunicado sobre la presentación del proyecto.

Prodecafé tiene prevista una inversión total de 63,65 millones de dólares, y trabajará junto al Ministerio de Agricultura de Cuba. Su objetivo es mejorar las condiciones de vida en las zonas rurales de las provincias orientales de Granma, Guantánamo, Holguín y Santiago de Cuba.

La iniciativa, presentada en el Hotel Nacional de Cuba, surge en medio de una aguda crisis económica en Cuba, agravada por la pandemia de COVID-19, la mala gestión gubernamental, que limita las fuerzas productivas, y las sanciones estadounidenses.

El régimen cubano admitió recientemente que se están produciendo por debajo de la demanda varios productos básicos como arroz y azúcar, cuya actual campaña está un 30 por ciento por debajo de lo previsto.

Con respecto al café, el oficialista Granma refirió en enero pasado que la cuota de la canasta familiar normada ha tenido problemas de distribución desde diciembre.

Con una población de 11,2 millones de habitantes, Cuba importa entre el 60 y el 70 por ciento de los alimentos que consume, lo cual supone un gasto aproximado de más de 2.000 millones de dólares anuales, según las cifras oficiales.

La isla solo produce entre 8000 y 9000 toneladas anuales de café, muy lejos de las 24.000 toneladas que demanda su población y de las 61.000 producidas en 1961, su mayor cosecha desde que se tienen registros.

Después de 1961, la producción se desplomó a mínimos históricos como consecuencia de la migración de los plantadores a la ciudad y el fin de las inversiones en el ramo.

En las décadas de 1970 y 1980 hubo una recuperación visible en la producción, que volvió a caer después de 1990, cuando desaparecieron los compradores del campo socialista.

Con información de EFE