Programa Mundial de Alimentos autorizó a Cuba la venta de su donativo

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la embajada de Rusia en Cuba dieron autorización para vender el aceite que recibió el gobierno en concepto de donación, una decisión que provocó críticas de la población capitalina.
Aceite-Donación
 

Reproduce este artículo

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la embajada de Rusia en Cuba dieron autorización para vender el aceite que recibió el gobierno en concepto de donación, reveló este 11 de mayo Radio Martí.

Según la oficina regional del PMA, el donativo cubrió la demanda del líquido en seis municipios de la capital que habrían quedado sin recibir la cuota de la canasta básica por una avería en la línea nacional de producción de envases en Cuba, .

La institución de naciones unidas dio en préstamo 150 toneladas métricas de aceite de cocina embotellado, “que repondrán una vez que hayan terminado”, precisó la fuente.

“El préstamo que otorgamos al gobierno fue parte de una mayor donación de alimentos de Rusia al PMA. Contactamos con la embajada rusa en La Habana después de que el gobierno solicitara el préstamo. Estuvieron de acuerdo con esta solicitud”, indica la respuesta oficial al citado medio.

“El gobierno también ha informado a su población que las botellas de aceite de cocina que reciben llevarán la etiqueta ‘No a la venta’, pero serán devueltas al PMA una vez que se resuelvan los problemas con la línea de envasado en junio”, agregó.

A inicios de mayo, la noticia de que el aceite de donación sería vendido a la ciudadanía, provocó indignación entre muchos cubanos, quienes deben soportar la escasez de alimentos y los altos precios en el país.

El cubano Ángel Guerrero, refirió en su perfil de Facebook: “Este es el aceite que están vendiéndole a la población en las bodegas de Cuba, está lleno de letreros en ruso y en inglés, tú no puedes traducir el ruso pero si el inglés, entonces ves una frase que te llama la atención que dice, NOT FOR SALE, NO PARA LA VENTA; no para la venta porque estos pomos de aceite fueron donados al pueblo de Cuba, para ayudarnos a enfrentar la escasez”.

En total, el costo del donativo ascendía a un millón de dólares. Según reportó Sputnik, para formalizar la entrega se realizó una ceremonia donde participó el Embajador ruso en La Habana, Andréi Guskov, junto a otros funcionarios.

Con ese monto se compraron 253 000 litros de aceite de girasol y 430 000 kilos de harina vitaminizada de trigo, productos que ya se encuentran en almacenes cubanos.

De acuerdo con la nota, esta donación sería distribuida de manera gratuita por los Sistemas de Atención a la Familia (SAF) del país, que abarca a más de 77 000 ciudadanos.