"No era ningún antisocial": padre de joven asesinado por la policía desmiente versión del régimen

Yosvany Batista Gómez, padre del joven cubano asesinado el viernes por un policía en Santa Clara, aseguró que no parará hasta que se haga justicia.
Zinadine Zidan Batista Álvarez y Yosvany Batista Gómez (Collage, ADN Cuba)
 

Reproduce este artículo

Yosvany Batista Gómez, padre del joven cubano asesinado el viernes por un policía en Santa Clara, desmintió la versión de las autoridades en un post publicado este domingo 3 de julio.

“No era ningún antisocial”, dijo Yosvany, quien fue testigo del momento en que murió su hijo. “Un agente del orden público innecesariamente lo asesinó, y lo golpearon en el piso”.  

Batista precisó que la policía local nunca prestó atención a las denuncias suyas sobre los problemas que su familia tenía con otra familia vecina, que presuntamente los había amenazado de muerte.

“Yo mismo en persona acudí varias veces a dicha unidad a presentar quejas en contra de los que causaron el problema, que tenían a mi hijo y a su mujer amenazados de muerte y la policía no previno el delito”.

La intervención de la Policía que provocó la muerte de su hijo, Zinadine Zidan Batista Álvarez, estuvo relacionada con las diferencias entre ambos grupos.

El hombre relató que cuando llegó la Policía solo estaban en el lugar él y su hijo y cuenta que los agentes se abalanzaron sobre ambos a golpes.

Yosvany Batista pidió a los periodistas del Noticiero Nacional de Televisión que lo visiten a él en su casa para saber la verdad. “La Fiscalía militar tendrá que ser imparcial y aplicar verdaderamente la justicia y el policía que asesinó a mi hijo tiene que ser juzgado con todo el peso de la ley”, declaró.

Zinadine, de 17 años, participó en las protestas antigubernamentales del pasado 11J, razón por la cual fue detenido durante 23 días en la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones (UPICO), localizada en Santa Clara y salió en libertad tras pagar una multa de 3000 pesos cubanos. 

Una nota del Ministerio del Interior (MININT) de Santa Clara confirmó que el viernes 1 de julio un joven falleció tras ser baleado por un oficial y que en el incidente resultaron heridas otras dos personas, incluido un policía.

El organismo militar justificó el hecho asegurando que la víctima atacó a uno de los oficiales con un arma blanca y que era un individuo "violento".