No liberan a preso político 'torturado', tras cumplir condena

Rivero fue el joven que interrumpió la transmisión de ESPN de un partido amistoso en la Habana entre el Tampa Bay Rays de las Grandes Ligas y el equipo nacional de Cuba, el 22 de mayo de 2016, durante la visita del ex presidente Barak Obama a la isla.
Yasser-Preso
 

Reproduce este artículo

La organización Cuban Prisoners Defenders (CPD) denunció que las autoridades cubanas se negaron a liberar al preso político Yasser Rivero, quien debió salir de la cárcel el 2 de febrero de 2021.

CPD recordó que Rivero, hijo de la Dama de Blanco Yaquelín Boni, sufre un calvario desde adolescente por su activismo y el de su familia. En prisión ha sufrido tortura, ratificadas incluso por tribunales cubanos.

El activista recibió la sentencia de tres años de cárcel en septiembre de 2019, pero estaba en la cárcel desde febrero de ese mismo año. Una apelación ante la justicia cubana logró que le rebajaran un año.

“Las leyes aquí estipulan que para la apelación tienes 10 días hábiles; a mí me dieron solamente dos”, denunció en su momento.

Durante su arresto, que ocurrió en el municipio Habana Vieja, fue golpeado por la policía mientras realizaba su labor como promotor de ventas. Se le acusó del delito de atentado, con petición fiscal de 6 años de privación de libertad. El juicio se realizó el 22 de agosto en el Tribunal Municipal de Marianao.

Rivero fue el joven que interrumpió la transmisión de ESPN de un partido amistoso en la Habana entre el Tampa Bay Rays de las Grandes Ligas y el equipo nacional de Cuba, el 22 de mayo de 2016, durante la visita del ex presidente Barak Obama a la isla.

El Gobierno de Cuba, presidido por Miguel Díaz-Canel, no reconoce a la disidencia interna al considerarlos "contrarrevolucionarios" o "mercenarios" al servicio de intereses de potencias extranjeras como EE.UU., niega que en las cárceles de la isla existan presos políticos y sostiene que se trata de delincuentes comunes.