Miguel Díaz Canel: el mandatario más violento de Latinoamérica

El representante del régimen Miguel Díaz Canel Bermúdez fue catalogado como el "mandatario más violento de Latinoamérica" por el Centro Latinoamericano para la No Violencia.
Miguel Díaz Canel: el mandatario más violento de Latinoamérica
 

Reproduce este artículo

El representante del régimen Miguel Díaz Canel Bermúdez fue catalogado como el "mandatario más violento de Latinoamérica" por el Centro Latinoamericano para la No Violencia (CELANV), a raíz de los sucesos del 11J.

Al dar a conocer su segundo informe, correspondiente al año 2021, la organización no gubernamental declaró que la convocatoria de Diaz Canel calificaba como un "llamado a una guerra civil de facto" por "arengar a sus partidarios a reprimir violentamente a los manifestantes".

Tras dar la orden de combate y enviar a “los revolucionarios a la calle” en la isla se desató una fuerte ola represiva a manos de civiles, militares y tropas antimotines, que incluso emplearon armas de fuego contra los manifestantes, recordó el informe.

Como resultados de las confrontaciones, Diubis Laurencio Tejeda perdió la vida tras recibir un disparo por la espalda. El gobierno cubano divulgó su muerte el 13 de julio, en una nota informativa donde lo califica de delincuente y de tener “antecedentes por desacato, hurto y alteración del orden, por lo cual cumplió sanción”.

No obstante, vecinos de La Güinera, en el municipio Arroyo Naranjo, alegaron que el joven se dedicaba a cuidar el parque deportivo frente a su casa y jamás se le conoció un problema con la justicia.

El informe declara además que en América Latina aumentó el uso de la acción no violenta para “conducir conflictos políticos y sociales en la región”, siendo considerada una “tendencia en el subcontinente".

No obstante, el estudio resalta que gobiernos de la región tienden “a reprimir las protestas esencialmente no violentas con el uso de fuerza letal (munición viva) o semi letal (balas de goma, gases lacrimógenos)". 

En 2020, la CELANV registró 1 798 detenciones arbitrarias y 1 647 retenciones domiciliarias forzadas. “El gobierno cubano ejerce y promueve sistemáticamente la violencia contra quienes disienten de sus políticas. Las agresiones físicas, calificadas oficialmente como ‘actos de repudio’ son practicadas por organizaciones controladas por el Estado. Funcionarios del gobierno a todos los niveles se pronuncian frecuentemente llamando a agredir a quienes disienten”, denunció la organización en su primer informe.

La CELANV es una organización no gubernamental cuya misión es “contrarrestar la cultura de la violencia política en América Latina, a través del conocimiento e implementación de la acción no violenta como forma idónea de conducir conflictos sociales y políticos”.

Según declara en su sitio web “la gente no se va a movilizar masivamente de forma espontánea. La lucha estratégica no violenta no busca crear ejemplos extraordinarios de valor para inspirar a la población, sino articular campañas bien definidas. Para alcanzar el llamado poder en números se necesita un trabajo consciente con la población, enfocado en brindarle al ciudadano un sentido de poder que lo motive a involucrarse en la lucha por temas concretos que mejoren su vida”.