México paga 7000 dólares mensuales por cada médico cubano

Este sábado llegaron a México los primeros médicos cubanos de un grupo de 500, contratados por el gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.
Médicos cubanos en México
 

Reproduce este artículo

El gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador paga 7000 dólares mensuales al régimen cubano por cada médico contratado, declaró este 26 de julio el senador del Partido Acción Nacional (PAN), Julen Rementería del Puerto.

“Es un financiamiento descarado, ilegal, absurdo, a otro país simplemente para intentar ayudarlo. No hay forma de que se pueda justificar (…) pero, además, traerlos a ese precio es un verdadero descaro, 145 796 pesos por cada médico al mes, eso no puede ser, no se puede permitir”, declaró al diario El Universal.

Por su parte, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, lamentó que AMLO compre médicos a Cuba cuando en México hay personal “que está listo, preparado y esperando una oportunidad laboral”.

Cortés Mendoza responsabilizó a López Obrador de “tráfico de personas con fines de explotación laboral” y advirtió que “habrá que ver si estos supuestos médicos realmente están haciendo trabajos de salud o están haciendo política”.

Por su parte, AMLO combatió este lunes a los partidos de la oposición que critican su decisión de contratar médicos al régimen de La Habana. “Ojalá comprendan que necesitamos los médicos para curar a nuestro pueblo y que (…) no tenemos médicos, que no tenemos especialistas”, precisó.

Este sábado llegaron a México los primeros médicos cubanos de un grupo de 500. AMLO anunció el 29 de junio que buscaba contratar a médicos de Europa y Cuba para resolver el déficit de personal sanitario en los hospitales públicos, luego de que su Gobierno no pudiese cubrir con personal nacional cerca de 14 000 vacantes en áreas rurales.

Diputados, senadores y activistas de la oposición han criticado las condiciones onerosas a las que La Habana somete a sus médicos que cumplen misión en el exterior, calificadas por organizaciones internacionales como explotación laboral y trata de personas.

El régimen cubano priva a sus médicos de la mayor parte de los salarios que los gobiernos extranjeros les pagan por su trabajo y retiene sus pasaportes y otros documentos para limitar las posibilidades de que deserten de la misión hacia otro país.