Médicos cubanos siguen secuestrados y régimen agradece “gestiones” de Somalia

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, agradeció supuestas gestiones del gobierno de Somalia por solucionar el caso de secuestro de médicos cubanos, quienes permanecen presuntamente cautivos luego de casi un año y medio
Terroristas de Somalia
 

Reproduce este artículo

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, agradeció supuestas gestiones del gobierno de Somalia por solucionar el caso de secuestro de médicos cubanos, quienes permanecen presuntamente cautivo luego de casi un año y medio.

El canciller del régimen aseguró a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, que sostuvo una conversación con su homólogo de Somalia, Ahmed Isse Awad.

Rodríguez Parrilla agradeció “el apoyo y los esfuerzos” del Gobierno somalí “para garantizar el regreso seguro” de los dos profesionales de la Salud cubanos, secuestrados en Kenia, el 12 de abril de 2019, y que luego fueron trasladados hasta esa nación.

Assel Herrera Correa, especialista de Medicina General Integral de Las Tunas, y Landy Rodríguez Hernández, cirujano de Villa Clara, fueron secuestrados mientras prestaban servicios de salud como parte de la brigada médica cubana en Kenia, enviada por la dictadura a ese país africano, a trabajar como parte de su explotador esquema de negocios.

 De igual manera, Rodríguez Parrilla destacó la voluntad de fortalecer los vínculos bilaterales entre Cuba y Somalia.

Lo cierto es que, a pesar de los pronunciamientos del castrismo sobre que está trabajando por devolver los profesionales a su país natal, a casi 18 meses de la desaparición de los médicos poco se sabe de ellos.

A finales de agosto, el ministro cubano afirmó: “Conversé telefónicamente con la canciller de Kenya, Raychelle Awour Omamo. Intercambiamos sobre la situación de nuestros médicos secuestrados en ese país”.

“Pasamos revista al estado de las relaciones bilaterales y examinamos nuestra cooperación en los organismos internacionales” añadió Bruno Rodríguez.

Rodríguez no dio detalles de esa conversación, pero analistas estiman que la publicación del tuit es también una necesidad de La Habana para dar entender de su preocupación por los médicos raptados, Assel Herrera y Landy Rodríguez. Ambos fueron secuestrados violentamente en el condado fronterizo de Mandera y ese mismo día trasladados a Somalia, por bandidos presuntamente vinculados a la banda terrorista Al-Shaabab.

Desde su secuestro no ha habido un testimonio gráfico ni un audio que confirmen la supervivencia de los galenos cubanos. Las autoridades cubanas han reiterado que Herrera y Rodríguez “se encontraban bien”.

Medios de prensa de Kenia han reflejado declaraciones de ancianos de ambas partes de la frontera que coinciden en que los galenos están “dando atención médica” a los nativos de El-Adde, un poblado transformado en una base de reclutamiento de los terroristas.

A pesar de la negativa de Kenia de pagar un rescate por los galenos, no se descarta que el gobierno cubano pudiera estar realizando alguna presión para que ello ocurra, recordando el precio de su colaboración médica allí.

Mucha gente también se pregunta cuál será el estado de salud de Rodríguez y Herrera bajo la amenaza de la pandemia del coronavirus en Somalia, en las condiciones de desprotección sanitaria que se supone ambos enfrentan.