"Me lo quieren desaparecer por 10 años": madre de manifestante del 11J

Maikel Porro Leyva participó en las protestas de julio en Camagüey y fue arrestado por ejercer su derecho de la libre manifestación.
Arrestada-Protestas-11J
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano podría encarcelar por 10 años a Maikel Porro Leyva, joven que participó en las protestas del 11 de julio en Camagüey, denunció su madre, Denny Leyva Batista, en redes sociales.

“Hoy mi hijo me llama y me dice ‘mamá yo no hice nada malo y si tengo que plantarme lo voy hacer para que me escuchen, me quieren desaparecer’. Mi dolor es tan grande que no tengo fuerzas para ver a mi hijo encerrado por solo pensar diferente. Tengo miedo que muera por dejar de alimentarse porque es la única forma de que lo escuchen”, comentó Leyva Batista.

“Todos a los que me dirigí me engañaron diciendo que solo era un año de la casa al trabajo y hoy me doy cuenta de que es una mentira más para mantenerme callada y ya en este punto que me encuentro que se escuche mi voz pido”, añadió.

En otra publicación, la madre aseguró que los oficiales del penal le informaron que su hijo se había contagiado de dengue, pero ella cree que es mentira.

“El jefe de está prisión —precisó—, cuando le reclamo que mi hijo lo que esta es en huelga, que no le inventen enfermedad, que vasta de mentira, me responde que soy una falta de respeto y me cuelga la llamada”.  

Decenas de manifestantes están a la espera de juicio por delitos como “desacato”, “desorden público” e “instigación para delinquir”, algunos en juicios sumarios, mientras otros han sido liberados debido a la presión de familiares y la comunidad internacional.

Las protestas de julio comenzaron en San Antonio de los Baños, un pueblo ubicado en la provincia Artemisa, y se extendieron a decenas de localidades del país. Según expertos, se trata del estallido social más grande en la historia del socialismo cubano.

Hasta el momento, el Gobierno reconoció la muerte de una persona, Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio habanero Arroyo Naranjo, de quien no se dieron las causas del deceso en la nota oficial.

La ONG Cubalex, que da asesoría legal a perseguidos políticos y reprimidos por el régimen, suma en su listado más de 500 detenidos y desaparecidos luego de algunas liberaciones en el transcurso de agosto y septiembre.