"Me asquea tanta mentira": Yunior García responde al régimen

El dramaturgo Yunior García, coordinador del grupo Archipiélago, contestó así a las acusaciones de Rogelio Polanco, jefe Departamento Ideológico del PCC.
Garcia-Polanco.jpg
 

Reproduce este artículo

El dramaturgo cubano Yunior García, coordinador del grupo contestatario Archipiélago, aseguró este 27 de octubre que le repugnó escuchar las declaraciones del funcionario Rogelio Polanco donde lo llama “mercenario de EE. UU.”

“El régimen insiste en mentir de forma absolutamente descarada”, aseguró el artista, quien prepara una marcha contestataria para el próximo 15 de noviembre (15N), que ha sido contestada por el gobierno cubano con amenazas y declaraciones de ilegalidad.

“Ver a Polanco haciendo tal derroche de cinismo en la pantalla, me retuerce el estómago, lo admito. No estaba preparado para soportar con frialdad tanta putrefacción. Ni mis tres famosos días de "entrenamiento" me adiestraron lo suficiente para soportar la náusea que provoca tanta bajeza, tanta mentira y tanta desfachatez”, agregó en un post compartido en Facebook este miércoles.

García aseguró que no mantiene relaciones con la embajada de EE. UU. en La Habana para evitar que el gobierno lo acuse de “mercenarismo”, un argumento recurrente de la retórica oficial, al que calificó de “machacado” y “mentiroso”. También dijo estar en desacuerdo con la política de sanciones de Washington.

En otra parte de su texto defendió las muestras de apoyo que ha recibido de miembros prominentes del exilio, figuras de la sociedad civil independiente y periodistas, a las que no ha preguntado cuáles son sus preferencias políticas.

“Jamás le preguntaré su biografía o sus ‘antecedentes penales’ a ningún cubano que me llame para manifestar su solidaridad o su apoyo”, respondió.

Polanco, jefe del Departamento Ideológico del Partido Comunista de Cuba (PCC) acusó el 26 de octubre al gobierno de EE. UU. de ser el promotor y organizador de la Marcha Cívica por el Cambio del 15N, organizada por Archipiélago.

Las declaraciones de Polanco fueron transmitidas en el espacio televisivo estatal Mesa Redonda y difundidas por Cubadebate

Polanco afirmó que “las proyecciones públicas de los promotores y sus vínculos con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el gobierno de Estados Unidos tiene la intención manifiesta de promover un cambio de sistema político en Cuba”.

Archipiélago decidió adelantar para el 15 de noviembre la manifestación planificada inicialmente para el 20 de ese mes, a raíz de la decisión del régimen de nombrar el 20 de noviembre como “Día de la Defensa Nacional” y movilizar tropas militares y paramilitares desde el 18.

El 12 de octubre el régimen declaró ilícita la marcha. Los organizadores en cada territorio fueron informados de la negación a través de las intendencias de sus localidades.

El 21 de octubre la Fiscalía General de la República amenazó a los promotores de la marcha del 15N, organizados en el grupo contestatario Archipiélago, con procesarlos por “instigar a delinquir” y otros delitos.

Decenas de ciudadanos en La HabanaHolguín, Santa Clara, Pinar del Río, Cienfuegos, Nuevitas, Camagüey, Las Tunas y Guantánamo, entre otras localidades, firmaron documentos que notifican a las autoridades la intención de marchar demandando respeto a los derechos humanos y a favor de la libertad de los presos políticos.