Martí continúa arrojando luz en la oscura tiranía

Varios activistas y opositores del régimen castrista han recordado a José Martí, el Apóstol de la Independencia de Cuba, en el aniversario 126 de su muerte en combate por una república “con todos y para el bien de todos”
 

Reproduce este artículo

Varios activistas y opositores del régimen castrista han recordado a José Martí, el Apóstol de la Independencia de Cuba, en el aniversario 126 de su muerte en combate por una república “con todos y para el bien de todos”.

Este 19 de mayo, el opositor y ex prisionero político cubano José Daniel Ferrer, refirió en su cuenta de Twitter: “La doctora Nelva Ismarays Ortega, especialista en Medicina General Integral, Responsable del Programa Médico de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y promotora de Cuba Decide, rinde tributo a José Martí en el 126 aniversario”.

Junto a los hashtags #MartíNoFueComunista, #PatriayVida y #LibertadParaLosPresosPoliticos, el coordinador general de Unpacu, compartió un video donde la médico y activista, esposa de Ferrer, subraya: “Qué mejor manera para rendirle homenaje que luchando por la libertad de Cuba y ayudando a los más necesitados”.

Ortega recitó, además, los siguientes versos del autor de Nuestra América: “Con los pobres de la tierra/ Quiero yo mi suerte echar:/ El arroyo de la sierra/Me complace más que el mar”.

La escritora y editora Masiel Rubio, radicada en España, también conmemoró Al Apóstol. En una publicación en Facebook, la joven creadora compartió otra pesía martiana:

Miente como un zascandil

El que diga que me oyó,

Por no pensar como yo

Llamar a un cubano, “vil”.

 

“A ver si lo aplicamos todos, y lo recordamos un día como hoy, y nos dejamos de guaperías digitales, emplazamientos y nombretes a dos bandas. Sí, todos, los de afuera y los de adentro, los comprometidos y los rebeldes, los influencers y los 'ocultos'”, sugirió Rubio.

La joven añadió: “Pepe sabía que el enemigo estaba en el poder y no en otras víctimas de ese mismo poder, al menos, y no iba por ahí dando bandazos a cuanto patriota como él existía, ni dentro ni fuera, incluso hay múltiples anécdotas de sus intentos de mediar en todo conflicto con cubanos que pensaban muy distinto a él en cuanto al futuro de la república, y la mayor parte de su labor la hizo estando fuera con el poder de la palabra, y no creo que no entendiera el silencio cuando había familia que proteger y se vivía en un sistema de control y terror. A ver si al menos Pepe, al menos hoy, nos enseña qué cosa es el respeto”.

“Si nos viera hoy, de un lado y del otro, qué vergüenza sentiría, a los que ofenden en ambas partes, y a los que responden con la misma violencia y agresividad de aquellos que dicen criticar en todas partes (…) Hasta que no hagamos causa común, el regionalismo, el caudillismo, los egos y el propio poder, seguirán haciendo zafra con todos nosotros”, concluyó Rubio.

Lea también

El dramaturgo y teatrista, Yunior García Aguilera, integrante del grupo 27N, también publicó en sus redes sociales una frase martiana: “Yo lo vi sonreír en medio de su pena”.

Carolina Barrero, historiadora de arte y activista que ha sido acosada, amenazada y detenida arbitrariamente en varias ocasiones durante los últimos meses por la policía política del régimen, advirtió en Facebook:

“Son 126 años de la muerte de José Martí. Sus palabras parecen dichas ayer (…): «Quien ve a su pueblo en desorden y agonía, sin puerta visible para el bienestar y el honor, o le busca la puerta, o no es hombre, o no es hombre honrado. El que se conforma con una situación de villanía es su cómplice. Es su cómplice el que considera insuficiente o imposible el remedio que pregona, y con la mentira en el alma, continúa proclamando el remedio insuficiente e imposible. La tiranía no se derriba con los que la sirven con su miedo, o su indecisión o su egoísmo»”.

En redes sociales también ha circulado el dibujo de José Martí que emergió del 27N, con el mensaje: “Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. ¿O son una las dos?”

Se trata de un cartel realizado por la joven artista visual Camila R. Lobón, que el régimen cubano intentó utilizar como “evidencia” contra Carolina Barrero, por su impresión.

El Apóstol cubano falleció un 19 de mayo de 1895 en un enfrentamiento con una columna española en la zona de Dos Ríos, cerca de Palma Soriano al oriente de la Isla, donde acampaban los independentistas cubanos.

Martí cayó abatido tras recibir disparos de españoles ocultos en la maleza. Su cadáver, tras varios enterramientos, fue finalmente sepultado en el Cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba. Hoy los jóvenes cubanos continúan aferrándose al poeta como luz en medio de la oscura tiranía.

 

Imagen de portada: Fotomontaje a partir de obras de Camila R. Lobón y Ernesto Fernández