Madres cubanas y sus 11 hijos se acuartelan en una imprenta abandonada

Según Diario de Cuba, la Policía rodeó el lugar, amenazó con desalojarlas y les impide la entrada de alimentos.
Madres junto a sus hijos en la imprenta abandonada (Diario de Cuba)
 

Reproduce este artículo

Unas diez madres cubanas junto a sus 11 hijos se apropiaron de una imprenta abandonada en Centro Habana y permanecen cercadas allí por el Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) y bajo amenaza de desalojo.

“Entramos aquí porque nuestras casas están en peligro de derrumbe o no tenemos. Apenas nos metimos, vino gente del DTI a decir que debíamos salir, sin escucharnos ni nada”, declaró una de las madres a Diario de Cuba

Las madres dijeron que no desean convertir su reclamo en una causa política, sino ser escuchadas y, si es posible, que le den a cada una un pedazo del local abandonado para tener un hogar y criar a sus hijos.

“Es lo único que deseamos, pero aquí no ha venido nadie del Gobierno a conversar con nosotras”, señaló otra de las madres, quien pidió mantenerse en el anonimato.

El fenómeno de la ocupación ilegal de viviendas se ha hecho común en Cuba debido al mal estado del fondo habitacional y al déficit de construcción de viviendas.

Según estadísticas oficiales, el 39% de las edificaciones de la Isla están clasificadas en estado constructivo malo o regular, y existe un déficit de casi un millón de inmuebles.

El régimen ha admitido que la vivienda es un problema no resuelto por la “revolución”. Un reportaje publicado en 2019 en el portal oficialista Cubadebate reconoció que en el país existe un déficit habitacional ascendente a más de 1,3 millones de hogares.

Las viviendas terminadas en 2021 representan un 58% de cumplimiento del plan previsto, y un 39% de las casas terminadas en 2020, cuando se otorgaron cerca de 48 000 viviendas, según cifras oficiales.

La cubana Yohisis Águila fue sacada a la fuerza por la Policía y el Gobierno de un consultorio médico vacío que había ocupado con sus tres hijos el 16 de junio, en el municipio Cruces, Cienfuegos.

“Tomé la decisión de entrar en un consultorio por no tener dónde vivir con mis niños, que están enfermos. Hoy me quieren desalojar e imponerme una multa de 5000 pesos. Pido el apoyo de todas las personas y hacer esto viral”, declaró la joven en Facebook.

La joven hizo una directa en el momento en que los oficiales llegaban hasta el local y la desalojaban. Durante la transmisión, reclama la promesa que hiciera el presidente Miguel Díaz-Canel de ayudar a las madres de tres hijos o más.