Madre cubana: "Yo no quisiera morirme y dejar a mi hija sin poder ayudarla"

La ciudadana cubana Niria Gómez, denuncia la precaria situación que vive su hija Leyvis Jiménez Gómez, enferma y con tres hijos menores de edad.
Vivienda de Leyvis Jiménez Gómez
 

Reproduce este artículo

La ciudadana cubana Niria Gómez, denuncia la precaria situación que vive su hija Leyvis Jiménez Gómez quien, a pesar de sus padecimientos crónicos de asma, vive con tres menores de edad en una casa en peligro de derrumbe.

Residente de la localidad La Jata, en el municipio capitalino de Guanabacoa, la joven es un caso social que no encuentra solución a su vulnerabilidad. Sus hijos, que residen con ella, tienen cinco, once y trece años.

"Mi hija es madre de tres niños. A ella le abrieron un expediente y quedaron en hacerle la visita a la casa y esta es la fecha que no han ido. La casa de mi hija está en malísimas condiciones que ella no puede estar dentro. Se le moja completa. Ya el techo se le está cayendo y ya no sabemos lo que vamos a hacer" explica su madre a ADN Cuba.

Niria Gómez confiesa que su intención no era hacer la denuncia pública, pero se sintió obligada por "la situación" ya que a su hija "le está pasando lo mismo que le pasó a su difunta abuela".

"Yo sé que hay personas que están en la misma situación que ella, pero yo quiero que analice y valore su caso. Dicen que van a hacer y al final no pueden hacer nada y uno se disgusta. Digo esto porque a mí mamá le hicieron lo mismo. Prometieron y mira dónde está" reclama la señora.

Niria Gómez alega que su hija heredó la enfermedad de su abuela materna: "A lo mejor no lo creen, mi mamá era asmática crónica. La humedad le hacía daño, los olores fuertes le hacían daño y cuando iba a haber un cambio del tiempo ella lo sabía porque enseguida empezaba con la crisis del asma".

Ante la poca voluntad que muestran las autoridades, la madre interviene por su hija y nietos para reclamar una solución pues cada día que pasa su situación empeora.

"Yo no quisiera morirme y dejar a mi hija sin poder ayudarla. Yo les voy a agradecer si me apoyan. Ya con la mojazón de las lluvias se ha quedado sin colchón, la ropa de los muchachos se le ha echado a perder y ellos van a la escuela", concluyó Gómez.

Recomendaciones

Tags
 

Relacionados