Equipo de pelota de Pinar: tres bajas… y las que faltan

Tres peloteros del equipo de Pinar del Río solicitaron “la baja del béisbol cubano” por diversos motivos, como la falta de oportunidades y de motivación.
Tres bajas en el equipo de pelota de Pinar
 

Reproduce este artículo

Tres peloteros del equipo de Pinar del Río solicitaron “la baja del béisbol cubano” por diversos motivos, entre ellos la falta de oportunidades y de motivación para seguir en el deporte nacional.

Se trata de los vegueros Reilandy González, Tony Guerra y Lázaro Emilio Blanco quienes, según considera el periodista deportivo Ernesto Amaya Esquivel, “fueron claves en los resultados obtenidos por Pinar del Río en los últimos años” pues según alega el reportero “siempre dieron el paso al frente, demostraron compromiso y entrega con su pueblo”. 

Según la apreciación del periodista es alta la probabilidad de que, para el inicio de la Serie 62, en septiembre de 2023, “aparezcan más solicitudes”.

Recientemente, Amaya Esquivel había referido en su perfil de Facebook que la ausencia del lanzador Reilandy González de la Liga Élite del Béisbol Cubano se debía a que el relevista “nunca ha sido tomado en cuenta a la hora de integrar una preselección al equipo Cuba”.

“En la Serie 60 terminó con balance de 3-1, salvó seis juegos, ponchó a 45 bateadores (49 innings), solo otorgó 16 boletos, los contrarios le conectaron para 202 y el promedio de limpias quedó en 1.82”, resume el reportero al referirse al rendimiento del deportista.  

Amaya comparte en su post algunas declaraciones de González, tales como: “decidí no jugar más, llevo tres años teniendo resultados, sacrificándome y ni a Curazao me llevaron”  

Otro asunto de vital importancia que atenta actualmente contra el deporte nacional es la compensación económica que reciben los atletas: “La queja de todos es el salario. Nosotros sacamos cuenta y en un combinado deportivo ganamos más que en la serie".

A su vez, el lanzador reflexiona: "lanzando la Serie Élite o la otra Serie Nacional no voy a ir a ningún lado, y más ahora que pueden venir los pitchers contratados de otros países".

El beisbol cubano se debilita cada año. Al éxodo de deportistas se suma ahora la renuncia de jóvenes prospectos que no ven valer sus esfuerzos..