Madre cubana denuncia arresto de su familia tras el 11J

Los dos hijos de Zoila Rodríguez Marzo cayeron en las manos de la policía luego del 11 de julio. Ambos tienen graves padecimientos de salud.
Madre-Cuba-Protestas.jpg
 

Reproduce este artículo

Zoila Rodríguez Marzo denunció a CubaNet este 21 de octubre la situación de su familia, arrestados por manifestarse el 11 de julio en varias localidades de la isla.

La Fiscalía pide siete años de cárcel para su hijo, Exen Beirut, encarcelado en el Combinado de Guantánamo. “Se estaba manifestando pacíficamente. Él no hizo nada que afectara a nadie. Estaba con sus dos hijos, de 16 y 17 años, les dieron golpes a todos. Los maltrataron”, señaló. Exen padece de una cirrosis hepática que podría complicarse en prisión sin los medicamentos que necesita.

El estado de salud de Katia Beirut, su hija, también preocupa a Zoila. “Mi hija es una mujer enferma. Ella tiene 35 años, pero parece una niña. Muy enferma: le bajan las plaquetas, tiene problemas del estómago, tiene problemas de la vesícula, fue operada de un cáncer en el vientre”, advirtió.

Katia se encuentra en la prisión de mujeres de El Guatao, en las afueras de La Habana. Fue arrestada el 19 de julio.

Mientras, el padre de sus hijos, Freddy Beirut, detenido el mismo día que Katia, sufre prisión preventiva en el Combinado del Este, de la capital. Según Zoila, el día de su arresto fue golpeado brutalmente por la policía.

Cientos de cubanos cayeron en manos de la policía el 11 de julio y días subsiguientes, tras las protestas más grandes contra el régimen de la era socialista, según la opinión de los expertos.

Desde inicios de octubre, el sistema judicial cubano comenzó a imponer sanciones a varios prisioneros, por delitos como “desacato”, “instigación a delinquir” y “desorden público”. Las penas oscilan entre pocos meses y 14 años.

La Fiscalía de Artemisa pidió 14 años de prisión para el cubano Yeremin Salsines Jane, de 31 años, por manifestarse pacíficamente allí.

El 19 de octubre el Tribunal Municipal de San José de las Lajas condenó a diez años de cárcel al joven Roberto Pérez Fonseca, quien rompió un cuadro de Fidel Castro durante las protestas.

"Las peticiones fiscales contra manifestantes pacíficos en Cuba prácticamente equiparan las protestas con los delitos de homicidio. De concretarse, estas serían las sanciones de cárcel más altas desde la Primavera Negra de 2003 por motivos políticos”, indicó Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio Cubano de Derechos Humanos.

*Foto: CubaNet