“Los afrodescendientes continúan excluidos”, señalan activistas y defensores de derechos humanos en Cuba

Investigador antirracista se refirió al fuerte linchamiento del gobierno contra la emergente sociedad civil afrodescendiente, tildando al movimiento social generado de manera independiente al Partido comunista de “afroderecha”.
Cuba: Activistas de la sociedad civil repudian violencia racista y de género
 

Reproduce este artículo

El Comité Ciudadano por la Integración Racial en Cuba presentó en la tarde de este viernes mediante la página Di.verso, en Facebook, investigaciones que analizan las desigualdades raciales en el mercado laboral cubano contemporáneo.

En una transmisión directa por esa red social, el activista e investigador antirracista Juan Antonio Madrazo Luna se refirió a las experiencias de las y los investigadores, quienes están en contacto permanente con población negra y mestiza (afrocubana), que enfrentan condiciones de exclusión y marginalidad.

Madrazo Luna mencionó un trabajo de campo que recoge testimonios de experiencias de discriminación racial contra personas que dedicaron su vida a la Revolución Cubana, entre ellos veteranos de las guerras de Angola y de Etiopía, así como otros beneficiados con cursos de superación en los antiguos países del campo socialista, pero que nunca fueron bienvenidos en el trabajo emergente.

Aun cuando fue realizada en 2017, él asegura que mantiene vigencia en la medida en que “los afrodescendientes continúan excluidos de los mercados emergentes, tanto estatales como privados”.

En ese sentido, teniendo en cuenta el silencio gubernamental, interpeló a las autoridades: “Cuáles son los instrumentos de protección social para enfrentar la reconfiguración de la pobreza, la desigualdad y el racismo que hoy están presentes en la población cubana”.

Se refirió al fuerte linchamiento del gobierno contra la emergente sociedad civil afrodescendiente, a la cual tilda de “afroderecha” por todo el movimiento social que genera de manera independiente al Partido comunista.

“Esto no es una lucha entre afroderecha y afroizquierda, todos los cubanos estamos involucrados. No podemos seguir postergando la discusión sobre lo racial”, destacó Madrazo y precisó que la lucha contra el racismo debe ser vista desde lo político, como un aspecto fundacional de la nación cubana.

 

 

Asimismo, el activista por la integración antirracista en representación del grupo de activistas y defensores de derechos humanos que investigó entre 2016-2017 cinco propuestas, concluyó que en la Cuba contemporánea persisten el racismo y la discriminacion racial, que no han sido suficientemente analizados y visibilizados a pesar de esfuerzos investigativos anteriores.

Enfatizó que en noviembre el gobierno debe presentar un informe ante el comité ciudadano por la integración racial y lamenta que se nieguen las recomendaciones que el comité le ha hecho al gobierno cubano desde 2016, mientras se apela a que la Constitución reconoce que todos los cubanos gozamos de una garantía de derechos.

Sin embargo, para Madrazo se está viviendo un clima de “desmovilización estratégica, linchamiento mediático, que es lo que permite que haya una esfera pública afrodescendiente atomizada”. Con esto se busca, dice, desmovilizar sus acciones dentro de la isla e intentar segregar a partir de la idea de que los grupos que aceptan financiamiento desde el exterior para subvertir el orden, no merecen reconocimiento. 

“Se necesita acompañamiento porque la problemática racial forma parte de la agenda país y cualquier movimiento de cambio se tiene que contar también con los afrodescendientes porque también somos sujetos de derecho...Seguimos trabajando por una sociedad más inclusiva donde haya una pedagogía dedicada a lo racial”, defendió, en tanto dejó claro que la llamada Comisión Aponte responde a los intereses del Partido.

Desde el Comité Ciudadano por la Integración Racial repudió igualmente los episodios de violencia de género y racista: De las mujeres violentadas por la policía política muchas son afrodescendientes, Damas de Blanco, integrantes del Comité por la Integración Racial, precisó y  llamó al gobierno cubano a cumplir sus obligaciones de presentar el program nacional contra el racismo y la discriminación.