Le ofrecen salir de Cuba con gastos pagos a cambio de abandonar lucha como miembro de Unpacu
A Bartolo Cantillo Romero el régimen le habría hecho una cuestionable “oferta”: salir de Cuba con todos los gastos pagados a cambio de abandonar su lucha como miembro de la Unpacu
Bartolo Cantillo

Al activista y opositor guantanamero Bartolo Cantillo Romero el régimen le habría hecho una cuestionable “oferta”: salir de Cuba con su familia y todos los gastos pagados a cambio de abandonar su lucha como miembro de la opositora Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

Según denunció Cantillo, el 30 de junio en la mañana fue detenido arbitrariamente junto a su esposa, la Dama de Blanco y activista de la Unpacu Celina Osorio Claro, por oficiales de la Seguridad del Estado y de la policía, que lo trasladaron para la unidad policial del municipio El Salvador, donde lo retuvieron hasta el día siguiente.

“Allí me interrogó el oficial de la Seguridad del Estado conocido como Leony, el cual me amenazó con que si yo no dejaba de estar reuniéndome en mi casa con elementos antisociales para estar conspirando contra el gobierno iba a ser procesado y llevado a prisión, y que me acordara de que yo tenía varias cartas de advertencia por actividades contrarrevolucionarias”, detalló Cantillo sobre lo vivido en la estación policial.

El activista, cuya casa es sede de la Unpacu en la provincia más oriental de Cuba, dijo que lo más cínico de la experiencia vivida fue cuando el “esbirro” le propuso que dejara su activismo político y que a cambio el régimen le ayudaría en lo que fuera necesario.

El oficial le habría propuesto a Cantillo hasta irse con facilidades del país con su familia, sin tener que asumir los gastos que ello conlleva. Asimismo, le habría instado a cortar sus relaciones con José Daniel Ferrer, líder nacional de la organización, porque “estaba loco”.

“Yo lo único que le contesté fue que aquí los únicos que estaban locos y que tenían que abandonar el país eran aquellos que habían sumido a este país en el hambre, la miseria y todo tipo de necesidades, que eran los Castro, Canel y su cúpula del Partido Comunista”, escribió Cantillo en su post sobre lo ocurrido.

De acuerdo con su relato, estuvo detenido por 21 horas, en las que lo vivido le hace reafirmar su sentir, a modo de mensaje para el régimen: “soy anticastrista y anticomunista hasta que me muera, ni coopero ni chivateo con esta dictadura y siempre defenderé los derechos humanos. Mientras respire lucharé por a mi patria totalmente libre y democrática, lucharé porque cuba sea de todos y para el bien de todos”.