Las galletas en Granma se hacen con leña por estos días
La crisis económico por lo general donde primero se evidencia es en la falta de combustible, esto ya se puede apreciar por las medidas que se toman en el sector estatal para mantener la producción. En Granma las galletas se hacen con leña
Cocinar con Leña

Cada día surgen nuevas evidencia que revelan cuán profunda es la crisis económica por la que atraviesa el régimen de los Castro, y con él el país.

En esta ocasión se trata de la fábrica de galletas La nueva, perteneciente a la empresa integral de la industria alimenticia (EPIIA) de Granma y ubicada en el Caney de las Mercedes, en el corazón de la Sierra Maestra, la cual elabora galletas con un horno de leña desde que se profundizara la crisis en septiembre de 2019, periodo que el propio Miguel Díaz-Canel bautizó como situación coyuntural.

Con este sistema a base de leña La Nueva produce diariamente 1,2 toneladas de galleta con las cuales abastecen su municipio y otros de la provincia de Granma.

"Hoy la consolidación de estas producciones le permiten suministrar de este vital producto a su municipio, y contribuir a la entrega de otros como Guisa, Buey Arriba y Yara", explicó el diario estatal La Demajagua en un artículo publicado este 19 de mayo en su sitio web.

Según lo descrito por el medio de prensa granmense, esta fábrica con el sistema de horno a base de leña produjo entre los meses de septiembre a diciembre unas 65 toneladas de galletas, "un incremento sustancial en respuesta al reclamo de la máxima dirección del Partido y el Gobierno en Granma de producir más alimentos para el pueblo".

Así mismo La Demajagua precisó que La Nueva consume por una tonelada de galletas entre 3,5 y cuatro metros cuadrados de leña, y añadió que "antes de combustible teníamos un plan de 191, y el índice a 176 por toneladas, debido al aumento de la producción".

"Cada municipio debe producir una cifra asignada, Masó por ejemplo, tiene comprometidas 2,5 toneladas de galletas mensuales", declaró Rafael Gregorich Pérez, quien es el administrador de la fábrica.

"El sabor de la leña no influye mucho porque con el quemador mantienes la temperatura normal, peor con la leña a veces si hay un fallito no te mantiene la misma temperatura, pero sale con calidad, que es lo importante", añadió.

Cuentan con dos turnos de producción, (cada uno con nueve trabajadores) en los cuales debe generar mil 200 quilos diarios, y tiene un sistema de trabajo continuo de lunes a domingo.

"Hoy estas producciones constituyen un alivio para la familia cubana, antes solo se podían adquirir en los mercados ideales, hoy al menos cada núcleo tiene garantizado un paquete", explicó Gregorich Pérez.