Armando Sardiñas: joven huérfano que cumplirá sanción por manifestarse el 11J

Quería aprender cocina y dedicarse a esa pasión, pero fue expulsado de su trabajo y deberá cumplir una sanción por participar en las protestas de julio.
Armando-Sardiñas
 

Reproduce este artículo

Armando Sardiñas Figueredo, de 20 años, recibió una sanción de 10 meses de trabajo correccional con internamiento por protestar el 11 de julio en La Habana, informó el joven en redes sociales.

Un tribunal de esta provincia emitió este 20 de septiembre el dictamen que lo obliga a presentarse en el Centro Correccional de La Lima, localidad del municipio capitalino Guanabacoa.

“A esto se resume todo: trabajo forzado y cumplir una sanción injusta por tan solo pensar diferente y no quedarme callado ante lo que está mal”, declaró Sardiñas en redes sociales.

Según un listado elaborado por la organización independiente Cubalex, el joven fue detenido en el Capitolio, cuando intentaba sumarse a uno de los focos rebeldes más grandes de la ciudad el 11 de julio.

“Por curiosidad me acerqué a esas personas y durante un rato estuve observándolos. Yo estaba entonces algo hastiado de la situación del país, en especial de lo que pasaba en Matanzas y, como cubano que soy, empecé a reclamar mis derechos y los de todos”.

“De pronto comencé a ver que se acercaba gente de la Seguridad del Estado y del DTI. Ni yo ni nadie ahí agredió a un solo oficial. Aun así, uno de ellos intentó golpearme. Logré esquivarlo, pero al instante otros sujetos me inmovilizaron y montaron en una patrulla”, así narró su arresto al sitio YucaByte.

Sardiñas recibió su sentencia —10 meses de privación de libertad— el 22 de julio en la prisión Jóvenes de Occidente, donde fue liberado a inicios de agosto, agrega el medio.

El joven es huérfano desde los 18 años y se ganaba la vida como cocinero, hasta que fue expulsado de su centro laboral tras participar en la protesta: un restaurante de la corporación CIMEX, que pertenece a los militares.

“Ahí pensaba alcanzar títulos, estudiar en los cursos que da el Ministerio de Turismo y trabajar en mejores lugares. Esa era mi aspiración: estudiar cocina y todo lo que tiene que ver con eso”, confesó a YucaByte.  

Su única pariente es una hermana que emigró, y las madres de sus amigos, que le dan apoyo desde que se quedó sin familia. 

Las protestas de julio comenzaron en San Antonio de los Baños, un pueblo ubicado en la provincia Artemisa, y se extendieron a decenas de localidades del país. Según expertos, se trata del estallido social más grande en la historia del socialismo cubano.

Hasta el momento, el Gobierno reconoció la muerte de una persona, Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio habanero Arroyo Naranjo, de quien no se dieron las causas del deceso en la nota oficial.

La ONG Cubalex, que da asesoría legal a perseguidos políticos y reprimidos por el régimen, suma en su listado más de 700 detenidos y desaparecidos luego de algunas liberaciones en el transcurso de agosto y septiembre.