Iglesia Pentecostal cubana exhorta a "tomar las armas espirituales"
Los pentecostales expresaron defender “con vehemencia el diseño de la familia y el matrimonio instituido por Dios”
Asambleas de Dios en Cuba exhorta a "tomar las armas espirituales"

El Comité Ejecutivo General de la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas De Dios), emitió la noche de este lunes una nota oficial donde exhorta a cada una de sus congregaciones “a tomar las armas espirituales como la Palabra de Dios, la oración y la fe”, así como “trazar estrategias educativas dirigidas a frenar el impacto de la ideología de género”.

El comunicado se emite “en respuesta a recientes debates, artículos, y criterios que cuestionan nuestros innegociables (sic) principios sobre la naturaleza de la familia, su función y propósito”, según se expresa en su introducción.

Entre los varios puntos que contiene esta Nota Oficial II, la Asamblea de Dios asegura que “la ortodoxia y orto-praxis de la Iglesia no son impuestas a nadie”, por lo que los feligreses que deciden pertenecer a ella lo hacen “de forma voluntaria”.

El Comité Ejecutivo recuerda que la Iglesia es independiente del Estado, y que “no discrimina por razón ideológica o cualquier otra causa posible”.

Los pentecostales expresaron defender “con vehemencia el diseño de la familia y el matrimonio instituido por Dios”, mientras aseguran que lo hacen “sin que ello redunde en menoscabo de la dignidad humana”.

En una postura controversial, la Iglesia Evangélica Pentecostal insistió en identificar dentro del matrimonio “a la figura paterna como cabeza de familia, y a la materna, como la ayuda idónea de aquel”, para luego citar la biblia cuando dice “Él entrega su vida por ella y ella se somete a él”.

En una alusión directa a las recientes iniciativas ciudadanas en contra del fundamentalismo en la isla, el texto declara que “La Iglesia no se deja provocar por el discurso de odio levantado por personas y sectores pertenecientes a y simpatizantes con la comunidad LGBTI o cualquier otra comunidad o sector de la población”.

¿Qué dice la ciudadanía LGBTIQ en la isla?

El texto oficial ha levantado la preocupación en varios sectores de la sociedad cubana, sobre todo al interior de la comunidad LGBTIQ.

Adiel González Maimó, un activista homosexual y cristiano residente en Matanzas, declaró a ADN Cuba que el documento es “una reacción a todo lo que ha circulado en estos días a raíz de lo generado por el post de Danay Suárez, las publicaciones de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana, del Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba, de las iniciativas de la Plataforma 11M, y la demanda formal hecha en contra de Danay ante las autoridades”.

González Maimó aseguró que “esta no es la primera vez que lo hacen, ni es la acción más peligrosa del fundamentalismo cristiano en Cuba”, mientras augura que “cosas peores vendrán en esa «campaña educativa» que ya están anunciando”.

El activista expresó que en el Consejo de Iglesias de Cuba no hay consenso sobre este asunto, por lo que no cree que hagan ningún tipo de pronunciamiento público al respecto.

Por su parte, Magdiel Jorge Castro, joven activista LGBT, dijo a este medio que el Estado cubano debería jugar un rol activo en la defensa de los derechos de todos los ciudadanos; pues la decisión de la Asamblea Nacional de llevar a referéndum el Código de Familia, fue el “combustible” para el avance del fundamentalismo religioso en la isla.

“El auge de estas posiciones retrógradas, radicales, extremistas de ciertas denominaciones cristianas evangélicas se debe la polémica desatada tras la decisión de llevar los derechos de una minoría a plebiscito”, asegura Magdiel.

Consideró que la polémica podría avivarse más en las próximas semanas y meses, tras la salida del borrador del Código de Familia, que será llevado a consulta popular antes del referendo. “Todo este caos social que se va a producir, es responsabilidad del gobierno”, advirtió.

El activista reclamó “una campaña comunicacional fuerte desde las escuelas y los centros de trabajo”, así como “una estrategia de educación rápida”, teniendo en cuenta “la influencia que tienen estas iglesias protestantes en la sociedad”.

El exdiputado Luis Ángel Adán Roble, por su parte, reclamó desde Facebook que “deberíamos tener una campaña de comunicación educando, concientizando y desprejuiciando a nuestra población”.

“Ante los posicionamientos de Iglesias, líderes religiosos y una que otra figura pública que confunden y tergiversan nuestros deseos y justos reclamos, es hora de pedir por una Campaña Comunicacional inclusiva y con uso de todos los medios de comunicación disponibles”, dijo el joven.

Hasta el momento, en las cuentas en redes sociales del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) no hay pronunciamiento alguno sobre la declaración de la iglesia Asambleas de Dios. Tampoco activistas cercanos a la institución del Ministerio de Salud Pública, como Francisco Rodríguez Cruz o Alberto Roque Guerra se han posicionado aún.