Iberojet aumentará cantidad de vuelos a Cuba para el verano

Desde inicios de febrero, el gobierno cubano implementa nuevas medidas para frenar la propagación de la pandemia, que incluye la reducción del tráfico aérea hacia la isla.
Iberojet-Cuba
 

Reproduce este artículo

La aerolínea española Iberojet lanza este 17 de febrero su plan de vuelos para el verano 2021, que incluye destinos en el Caribe como Cuba, República Dominicana y México.

Desde Madrid, la programación de vuelos incluye hasta cinco frecuencias semanales a Punta Cana y a La Habana y hasta cuatro frecuencias semanales a Cancún.

Como grandes novedades se presentan un vuelo directo semanal desde Madrid a la isla de Cozumel en México y dos vuelos directos y semanales desde Madrid a San José de Costa Rica. 

La programación de verano desde España se completa con un vuelo semanal a Isla Mauricio, destino al que viene operando la compañía en los últimos años.

Por otra parte, desde Lisboa, habrá hasta dos frecuencias semanales a Cancún y Punta Cana, así como un vuelo semanal a Varadero. Además, la programación incluye un vuelo circular semanal con Montego Bay (Jamaica) y Samaná (República Dominicana) en temporada alta.

Todo ello a bordo de los aviones Airbus A350 y A330, que reducen significativamente el impacto medioambiental, a la vez que mejoran la experiencia de vuelo de sus pasajeros gracias a la comodidad de sus cabinas, según explicó la compañía.

El turismo es la segunda fuente de entrada de divisas a la Isla en estos momentos —luego de las remesas—, por lo que el régimen permitió el reinicio de los vuelos a Cuba en octubre, a pesar de que esto traería aparejado más casos de coronavirus importados del exterior.

Desde inicios de febrero, el gobierno implementa nuevas medidas para frenar la propagación de la pandemia, que está en sus momentos más graves.

Se redujeron nuevamente los vuelos de Estados Unidos, México, Panamá, Haití, Bahamas y República Dominicana. También se agrega Colombia a la lista.

A lo anterior se suma el aislamiento obligatorio de todos los viajeros internacionales. En caso de ser residentes en el exterior, tienen que pagar su hospedaje y transporte.

La mayor parte de las regiones de la isla han retrocedido en la desescalada y regresado a las medidas más restrictivas para contener los rebrotes de la nueva ola, entre ellas el cierre de los centros educativos, bares, restaurantes y playas, así como limitaciones en el horario del transporte público y los traslados entre provincias.

La Habana, por ejemplo, implementó toque de queda desde este 5 de febrero, por concentrar casi la mitad de enfermos de COVID-19 en el país.