Funcionarios cubanos encienden polémica sobre SNet en Twitter
​​​​​​​El ministro cubano de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo, reanimó en Twitter la polémica sobre SNet, la llamada red de la calle en Cuba que se enfrenta a un futuro incierto tras la entrada en vigor de un cuerpo legal que ilegaliza sus operaciones.
Funcionarios cubanos encienden polémica sobre SNet en Twitter
 

Reproduce este artículo

El ministro cubano de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo, reanimó en Twitter la polémica sobre SNet, la llamada red de la calle en Cuba que se enfrenta a un futuro incierto tras la entrada en vigor de un cuerpo legal que ilegaliza sus operaciones.

En un mensaje previo a los festejos oficialistas por el aniversario de nacimiento de Fidel Castro, Perdomo aseguró que Fidel “fue el mayor impulsor de la Informatización de Cuba. Concibió a los Joven Club como una gran red de informática comunitaria para los jóvenes en todos los municipios”.



Los Joven Club de Computación y Electrónica han estado en el centro de la polémica sobre el futuro de SNet, pues entre las opciones que han manejado las autoridades cubanas está la de “integrar” la mayor red privada de Cuba con los servicios de la institución estatal, algo que no agrada a muchos usuarios de SNet.

Nuestro objetivo es incluir, no excluir, y para hacerlo esta el Ministerio de la comunicaciones, el cual está trabajando arduamente para que este proceso de informatización llegue a todos, no a solo a un grupo, pero que llegue con orden y disciplina ciudadana”, dijo Maidelys Pupo Torres, Subdirectora de Comunicación Institucional de Joven Club en La Habana, en respuesta a un tuit que reclamaba al ministro permitir la existencia de SNet como una muestra de la voluntad gubernamental de avanzar en el dilatado proceso de informatización de la sociedad cubana.

El periodista e investigador José Raúl Gallego, consideró que “lo que están haciendo con SNet” sería una muestra de absorción, “cuando lo ideal sería la integración, sin que el proyecto pierda su independencia, ya que no tiene nada de negativo ni perjudicial

La funcionaria, sin embargo, opinó que “SNET puede que sea un pueblo, pero Cuba tiene más de 11 millones de habitantes y lo que quiere el Gobierno de Cuba y por lo que está trabajando el MINCOM es porque esos beneficios lleguen a todos pero bajo resolución, como se hace en todas partes”.

Nuestra política es jugar tranquilos sin hablar de políticas, así hemos sido felices hasta hoy que nos preocupa que no seamos escuchado ni tomen en cuenta nuestra experiencia como jóvenes emprendedores q hemos logrado mucho con poco”, respondió un perfil de SNet en Twitter frente a uno de los argumentos de la funcionaria, que defendió las resoluciones que ilegalizan la red privada porque  en todos los países el Gobierno regula y controla, si todo el mundo hiciera lo que quisiera este mundo fuera un caos total”.

 

 

Desde que nacieron los Joven Club fueron el lugar idóneo para que la familia cubana adquiriera conocimientos  informáticos, hoy, más de 4 millones de usuarios han pasado por sus aulas comenzamos con sólo 32 computadoras, ya contamos con más de 600 instalaciones”, dijo Danays Moreno, Directora Nacional de Programas de Joven Club.

Otro usuario desde un perfil aparentemente afín al oficialismo, aseguró que la institución se encuentra desarrollando “un grupo de pruebas para posibilitar el acceso por Wifi desde la casa a su red de datos”. Asimismo, dijo que se están diseñando nuevos productos y servicios, y que las pruebas ya habrían comenzado por el municipio Cerro.

Tras el anuncio de los directivos del Ministerio cubano de las Comunicaciones sobre prohibir la existencia de la red privada, un grupo de usuarios de SNet se manifestó el sábado frente a la institución.

El Administrador de la Red de San Agustín explicó entonces a ADN CUBA que están en contra de las dos resoluciones del Ministerio que afectan la vida de SNET. “Mi opinión personal es que es un tema de control; lo que ellos (el Gobierno) no puedan controlar de una manera u otra lo van a querer tumbar”, dijo.

La protesta terminó cuando las autoridades convencieron a los jóvenes que trabajarían en una solución aceptable para todos, pero luego varios usuarios anunciaron que las resoluciones no serían modificadas, y que la propuesta de las autoridades dejaría fuera.