Familiares de presos políticos responden a Díaz-Canel y a Pastores por la Paz

ADN Cuba entrevistó a familiares de prisioneros para que dieran su opinión sobre las declaraciones del político y la organización religiosa sobre la represión en la isla.
 

Reproduce este artículo

Familiares de prisioneros cubanos criticaron este 7 de diciembre las declaraciones de una joven estadounidense de visita en la isla que afirmó ante el presidente Miguel Díaz-Canel “en Cuba no hay presos políticos”.

“A mi hermano intentaron convencerlo en la cárcel de que dijera que era un ‘revolucionario confundido’ durante interrogatorios en las madrugadas”, declaró la hermana del joven Andy García, encarcelado tras las protestas del 11 de julio, a ADN Cuba.

Alberto Ortega Fonseca, hermano del preso de conciencia Rolando Fonseca, declaró que el régimen cubano es una “máquina de propaganda” y criticó el discurso orquestado por el gobierno para ocultar la existencia de estos prisioneros.

Mencionó el caso de su hermano, arrestado en julio tras las protestas en San José de las Lajas, Artemisa, y procesado por los delitos de “atentado”, “desacato”, “instigación para delinquir” y “desorden público”, aunque, a su juicio, la sentencia de 10 años fue un escarmiento por romper una imagen del difunto Fidel Castro en público.

La joven de las declaraciones, Tanya Jean Lozano, pertenece al grupo Pastores por la Paz, una organización protestante que viaja anualmente a Cuba, donde es atendida por los altos jefes del régimen. Pastores por la Paz pide el fin del embargo y defiende el sistema socialista cubano.

Díaz-Canel aseguró a la organización que en Cuba “no hay presos políticos” y calificó de “actos vandálicos” las protestas masivas del 11 de julio en todo el país, durante las cuales decenas de localidades exigieron al gobierno mejoras económicas y libertad.

“No hay presos políticos en Cuba. Lo que pasa es que muchas veces el propio imperio en su campaña mediática trata de vincular a la actividad contra la revolución, subvirtiendo el orden interno de Cuba, a personas a las que llevan a cometer delitos como hechos vandálicos”, dijo Díaz-Canel.

Hasta la fecha, organizaciones de derechos humanos de la sociedad civil independiente en Cuba han documentado 1.283 personas detenidas a raíz de las manifestaciones del 11 de julio. De ellas, al menos 540 continúan en prisión y otras 42 han sido condenadas en procedimientos sumarios.

La organización jurídica independiente Cubalex ha manifestado preocupación por el uso de la figura de sedición, de una elevada connotación política indemostrable en la mayoría de los casos a raíz de las protestas populares, “para imponer sanciones ejemplarizantes al menos a 122 personas”.

Asimismo, antes del 11 de julio, la organización no gubernamental Cuban Prisoners Defenders registraba 152 presos políticos.

En el encuentro, celebrado en el Salón Portocarrero del Palacio de la Revolución, también estuvieron presentes Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores, y Rogelio Polanco Fuentes, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido.

La trigésimo primera edición de la Caravana de Pastores por la Paz llegó a Cuba el 15 de noviembre y estuvo integrada por 72 personas entre estadounidenses y alemanes.