Exigen protección "urgente" para periodistas detenidos en Cuba

Las medidas beneficiarían a Constantín Ferreiro, Iris Mariño, Neife Rigau, del medio independiente La Hora de Cuba. Los tres fueron arrestados el 11 de julio durante las protestas en Camagüey.
Ferreiro-Mariño-Reigu
 

Reproduce este artículo

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) medidas cautelares "urgentes" a favor de tres periodistas cubanos detenidos desde hace una semana durante las protestas.

Las medidas beneficiarían a Constantín Ferreiro, periodista y director de la revista La Hora de Cuba, de Camagüey, y vicepresidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP para Cuba desde 2016; a Iris Mariño, periodista y fotógrafa de la revista y a Neife Rigau, diseñadora.

El presidente de la SIP, Jorge Canahuati, y el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Carlos Jornet, coincidieron en que la situación de Cuba merece decisiones urgentes de parte de la comunidad internacional.

“Estamos seguros de que las autoridades quieren dar un escarmiento a otros periodistas independientes sosteniendo la presión en contra de Constantín Ferreiro, a quien ya venían limitando su movilización y amenazándolo desde que comenzó a desempeñarse como vicepresidente regional de nuestra Comisión de Libertad de Prensa en Cuba”, declaró Canahuati a la SIP.

Aunque la organización reconoce que numerosos los casos que requieren atención, se concentró en Ferreiro, Mariño y Rigau teniendo en cuenta que fueron detenidos el 11 de julio de 2021, permanecen incomunicados y su familia desconoce la condición en la que se encuentran.

El régimen cubano detuvo a blogueros, periodistas, activistas y ciudadanos comunes el 11 de julio, al estallar las protestas en San Antonio de los Baños, provincia Artemisa, que luego se extendieron a más de 60 localidades de todo el país.

Hasta el momento, la ONG Cubalex, que da asesoría legal a defensores de derechos humanos, ya suma en su listado más de 500 detenidos y desaparecidos durante las protestas.

El gobierno cubano solo ha reconocido la muerte de una persona, Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio de Arroyo Naranjo, de quien la nota oficial no se da las causas del deceso.

Denuncias en las redes sociales hablan de más muertos y heridos, aunque la información no ha sido confirmada.

El pasado 16 de julio, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, exigió al régimen cubano la liberación de todos los manifestantes detenidos durante las protestas y apostó por el inicio de un proceso de diálogo.

Varios gobiernos han condenado la represión en la isla y exigido al gobierno cubano que respete el derecho a la libre manifestación. Entre ellos los de Alemania, Canadá, Uruguay, Portugal.