Esteban Rodríguez continúa a la espera de petición fiscal

Rodríguez está siendo procesado por los supuestos delitos de “desorden público” y “resistencia”, tras su encarcelamiento en abril de este año.
esteban-rodriguez-huelga.jpg
 

Reproduce este artículo

El expediente legal del periodista Esteban Rodríguez pasó a Fiscalía, a la espera de una petición formal de condena, informó su madre, Nancy López, a Radio Martí el 6 de diciembre.

Tras conversar con el abogado del reportero de ADN Cuba, quien lo visitó en la cárcel, López confirmó que su caso está en proceso y se lo acusa de los delitos de “resistencia” y “desorden público”. Comentó, además, que Esteban “ha bajado mucho de peso”.

“Esteban tiene problemas de asma bronquial, tiene problemas de hipertensión”, y añadió Nancy López que, además, padece complicaciones del corazón.

A finales de noviembre, Rodríguez fue confinado a celda de castigo en la prisión Combinado del Este, en La Habana, en protesta por una sanción de un mes sin derecho a recibir llamadas telefónicas desde el exterior.

En septiembre, la defensa del periodista independiente solicitó un cambio de medida cautelar para que esperara su juicio en libertad, pero fue denegada.

El Órgano de Enfrentamiento Especializado de Delitos contra la Seguridad del Estado solicitó prisión provisional para él tras una protesta pacífica ocurrida en la calle Obispo, de La Habana, el 30 de abril.

Ante la resistencia de las fuerzas militares a dejar que accedieran a la vivienda en la calle Damas 955, Esteban Rodríguez y otros se sentaron con las manos entrelazadas e hicieron desobediencia cívica y pacífica, en un pequeño parque de las calles Obispo y Aguacate, soportando la embestida policial y de la Seguridad del Estado.

Imágenes de los hechos del 30 de abril muestran cómo un agente de la policía política vestido de civil aplica técnicas de estrangulamiento para reducir a Rodríguez, e impedirle expresarse.

El oficialismo emprendió una campaña en su contra, acusándolo de ser el autor intelectual de la manifestación que se produjo cuando la policía negó a una decena de personas ir hasta la casa del artista Luis Manuel Otero, que se encontraba en huelga de hambre y sed.

Desde que se encuentra preso, el periodista de ADN Cuba enfermó de coronavirus en al menos dos ocasiones, la última de ellas a finales de agostoA su familia no le han permitido verlo ni ha sido debidamente informada del proceso penal que el régimen emprende contra él.

Tras varios días en situación de “desaparición forzada”, Rodríguez pudo realizar una llamada a su esposa Zuleidis Gómez, el 9 de mayo, en la que confirmó que se encontraba en ese momento apresado en “Villa Marista”, sede del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE).